Aleloquímicos – qué son, ejemplos – Bioquímica

|Estás en: Home » Definición » Aleloquímicos – qué son, ejemplos – Bioquímica

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

El término alelopatía tiene origen griego, derivado de la unión de las palabras alelon (de lado a lado) y patetismo (sufrir), que significa daño mutuo y daño, respectivamente. El concepto describe cómo un individuo, planta o microorganismo puede ejercer influencia sobre otro, con el fin de causar beneficios o perjuicios. Esta acción está regulada por compuestos químicos, conocidos como sustancias alelopáticas, también llamadas aleloquímicos o productos secundarios.

La interacción alelopática se puede definir como una serie de procesos que implican la síntesis de productos secundarios por parte de plantas, algas, bacterias y virus, con el fin de influir en el crecimiento y desarrollo de los sistemas biológicos y agrícolas.

Los organismos vivos tienen muchas formas de comunicarse entre sí, y la comunicación química se realiza a través de sustancias llamadas agentes semioquímicos. En esta situación, existe una interacción entre un agente donante, que sintetiza y emite compuestos semioquímicos específicos, y el agente receptor, que los detectará, ya sea a través de sensores o de receptores moleculares. Entre estos se encuentran las feromonas y los aleloquímicos, que tienen diferente acción. Las feromonas son producidas por organismos y excretadas al medio ambiente, siendo detectadas por individuos de la misma especie, provocando cambios específicos en el comportamiento de estos últimos. Ejemplos son las feromonas sexuales, útiles en la reproducción, ya que provocan atracción entre el macho y la hembra. En los perros, durante la reproducción, se produce la liberación de feromonas por parte de las perras que atraerán a los machos, que independientemente de la raza, pertenecen a la misma especie, pero no atraerán a los cerdos, por ejemplo. Los aleloquímicos son biomoléculas intermedias, que actúan en la interacción entre dos individuos pertenecientes a especies diferentes. Son comunes en la interacción entre plantas e insectos. Así, mientras las feromonas actúan en la comunicación intraespecífica, entre miembros de una misma especie, los aleloquímicos pasan a actuar en la comunicación interespecífica, entre especies diferentes.

Los aleloquímicos tienen terminologías específicas, según la naturaleza del donante y receptor de estas sustancias. Por lo tanto, se dividen en tres clases: las alomonas, las kairomonas y las sinomonas.

  • Cairomones: es un compuesto o una mezcla de compuestos que favorecen a la especie receptora, causando perjuicio o perjuicio a la emisora. Suelen ser producidos por una presa y percibidos por el depredador. El ejemplo está en la avispa parasitoide. cardiochiles nigriceps que responde a compuestos orgánicos producidos por las glándulas de la oruga Heliothis virescensque se alimenta de las hojas de las manzanas y del tabaco.
  • alomonas: son compuestos generalmente utilizados para la defensa de las especies. Así, favorecen a las especies emisoras. Ejemplos son sustancias repelentes producidas por hormigas y compuestos de metabolismo secundario producidos por plantas. Las arañas bola del género mastófora sintetizar alomonas que se asemejan a la feromona sexual producida por las hembras de dos especies diferentes, atrayendo a los machos de estas especies y luego capturándolos a través de una bola de seda pegajosa.
  • sinónimos: cuando ambos se ven favorecidos, tanto el emisor como el receptor. Se identifican en la interacción entre planta y herbívoro, herbívoro y depredador. Son ejemplos las interacciones que se establecen entre la hormiga y el pulgón, así como entre la planta y el parasitoide. Cuando la planta es atacada, comienza a liberar compuestos volátiles, atrayendo a los depredadores de este herbívoro.

Considerando que las plantas son inmóviles, la función principal de los aleloquímicos producidos por ellas será la protección o defensa contra el ataque de herbívoros, fitopatógenos o la invasión de otras plantas. Según la estructura química de estos aleloquímicos, se pueden dividir en cinco grupos: ácido cinámico, flavonoides, terpenoides, esteroides y alcaloides. La mayoría de estos compuestos se presentan en forma de glucósidos, sustancias que pueden ser tóxicas. Así, los glucósidos se combinan con los azúcares y pierden su toxicidad, volviéndose inocuos para la planta.

El estudio de sustancias químicas que median las relaciones entre organismos pertenecientes a una misma especie, o entre especies diferentes, permite el avance y descubrimiento de nuevos compuestos para el manejo de plagas.

Bibliografía:

Pires, Nádja de Moura; Oliveira, Walter Rodrigues. Alelopatía. EMBRAPA Digital, Capítulo 5. Disponible en < https://www.alice.cnptia.embrapa.br/bitstream/doc/910833/1/BMPDcap5.pdf>.

Reis, Analú Campos. Identificación de los semioquímicos involucrados en la comunicación de los escarabajos Rhinostomus barbirostris (Coleoptera: curculionidae). Tesis de maestria. Ilhéus: UESC, 2017. Disponible en < http://nbcgib.uesc.br/ppgquim/dissertacao/Dissertacao_AnaluR.pdf>.

Sa, Marcus Madolesi. Ecología química: el papel de los semioquímicos en la comunicación de insectos. Haz clic en Ciencia. Disponible en <http://www.clickciencia.ufscar.br/portal/edicao16/artigo1_detalhe.php>.

Thomazini, Marcilio José. Comunicación Química entre Insectos: Obtención y Uso de Feromonas en el Manejo de Plagas. EMBRAPA Digital, Capítulo 17. Disponible en < https://ainfo.cnptia.embrapa.br/digital/bitstream/item/56267/1/CAP-Marcilio.pdf>.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

4 × 1 =