Algas rojas – Rodofíceas – Biología

|Estás en: Home » Definición » Algas rojas – Rodofíceas – Biología

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

La clasificación biológica utilizada por los especialistas en la materia (ficólogos) sugiere que alga rojaalgas verdes, glaucofitas y plantas terrestres (o embriofitas) están en el grupo arqueplastido. Sin embargo, sin confirmar la existencia de un ancestro común (monofilia) para este grupo. Por tradición, estas algas se dividían en dos grupos, las clases Bangiophyceae y Florideophyceae. Otros psicólogos consideran la clase Rhodophyceae (rhodophytes) y las subclases: Bangiophycidae y Florideophycidae.

Hay alrededor de 6.000 especies registradas de algas rojas, que habitan ambientes casi predominantemente marinos, apareciendo en mayor número en comparación con otras macroalgas, principalmente bentónicas; muchos se encuentran en las regiones tropicales, pero los hay en las regiones polares. Pocos son representantes de agua dulce, con el género cianidioalgas filamentosas capaces de habitar aguas termales ácidas.

Figura 1: Aspecto del tallo de alga roja. Foto: Daniel Poloha / Shutterstock.com

Figura 2: Algas rojas microscópicas. Foto: F.Neidl / Shutterstock.com

Morfología general y particularidad del grupo

Este grupo de algas presenta una ausencia total de flagelos; las células no tienen centriolos y en lugar de estos hay anillos polares para ayudar a la división celular; los representantes unicelulares son raros, la mayoría son filamentosos (figura 1), con disposición de capas de células diferenciadas, o agrupadas de tal manera que forman un pseudoparénquima. Estos tallos carecen de plasmodesmos, por lo que los filamentos están conectados por conexiones celulares primarias. Son talos multiaxiales, es decir, están formados por varios filamentos conectados dando un aspecto tridimensional. Hay tallos uninucleados o multinucleados. Los cloroplastos aparecen en todas las células, con o sin pirenoides, y se asemejan bioquímica y estructuralmente a los de las cianobacterias, lo que sugiere que las algas rojas derivaron de una cianobacteria después de un evento de endosimbiosis. En general, los pigmentos que se encuentran son del tipo clorofila los, pero las ficobilinas son los pigmentos que predominan y que dan a las algas el color rojo, enmascarando el color verde de la clorofila. La sustancia de reserva energética es el “almidón florido”, una molécula similar al glucógeno y que permanece almacenada en el citoplasma celular. La pared celular está formada por microfibrillas de celulosa que se encuentran sumergidas en una sustancia mucilaginosa (como un gel) donde se encuentran polímeros de galactanos sulfatados. Sin embargo, hay un grupo perteneciente a la familia corallináceas (alga coralinácea), cuya pared está compuesta de carbonato de calcio, lo que le da al alga fuerza y ​​apariencia de coral.

Ciclo de vida

La reproducción puede ser asexual o sexual. Cuando es asexual, se produce mediante la formación de monosporas, esporas de resistencia que, en condiciones favorables, se asientan sobre sustratos sumergidos y se dividen por sucesivas mitosis hasta formar un nuevo talo.

El ciclo reproductivo sexual es muy particular del grupo de las macroalgas; cuando es simple, implica alternancia de generaciones, es decir, una fase gametofítica y haploide (n), que produce gametos y una fase esporofítica diploide (2n), que produce esporas. Sin embargo, la historia evolutiva de este grupo de algas es muy compleja y puede ocurrir en tres fases: gametofítica y haploide (n); otro diploide (2n) y conocido como carposporofito y otro, también diploide (2n) denominado tetrasporofítico. La producción de esporas proporcionada por las fases diploides ayuda a la diversidad genética y, además, se cree que la ausencia de gametos flagelados fue suplida con la ayuda de dos fases multicelulares productoras de gran cantidad de esporas.

importancia economica

La carragenina (o carragenina) y el agar son sustancias derivadas de los galactanos sulfatados presentes en la pared celular de las algas rojas y se utilizan ampliamente como espesantes y gelificantes en alimentos, pero también en la industria farmacéutica y de laboratorio. Existen algas comestibles, como la “nori” y las algas coralinas que pueden ser utilizadas como abono calcáreo e incluso en prótesis óseas.

Bibliografía recomendada:

http://tolweb.org/Eukaryotes/3 (referido a julio de 2018)

http://tolweb.org/Rhodophyta/2381 (referido a julio de 2018)

Bicudo, CEM & Menezes, M. (orgs.) 2006. Género de algas continentales de Brasil (clave para identificación y descripciones). ed. Rima, 2do. edición, São Carlos, SP. 502p.

Evert, RF & Eichhirn, SE 2014. Raven/ Biología vegetal. 8ª edición, Guanabara Koogan, Río de Janeiro, pp.278-316

Judd, WS, Campbell, CS, Stevens, PF y Donoghue, MJ 2009. Sistemática vegetal: un enfoque filogenético. Artmed, 3er. edición, Porto Alegre, RS. 632p.

Lee, RE 2008. Ficología. 4ª edición, Cambridge University Press, Nueva York. 561 págs.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

5 + siete =