Aracnología – Estudio de los arácnidos

|Estás en: Home » Biología » Aracnología – Estudio de los arácnidos

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Se llama Aracnología el área de Biología que se ocupa del estudio de la clase de arácnidos (arañas, escorpiones, tarántulas, segadores, ácaros, entre otros), desde la morfología hasta el comportamiento de estas especies. El profesional de esta área se denomina aracnólogo y su principal función es clasificar los organismos de esta clase. Las arañas fueron los primeros organismos de esta clase en ser estudiados, de ahí el nombre de aracnología.

Foto: Aleksey Stemmer / Shutterstock.com

Foto: Aleksey Stemmer / Shutterstock.com

La clase de los arácnidos cuenta con un buen número de especies, unas 60.000, y precisamente por ello, clasificar este tipo de organismos no es una tarea sencilla. Además, diferentes especies pueden presentar características muy similares, mientras que seres de la misma especie pueden no ser similares visualmente, lo que también dificulta la clasificación. En la mayoría de los casos, solo es posible diferenciar las especies de arácnidos a través del microscopio.

Se estima que más de 40.000 especies de arácnidos han sido catalogadas por el entomólogo y aracnólogo Carl Alexander Clerck hace aproximadamente 250 años. Los estudiosos a menudo descubren especies en el campo y las almacenan para su posterior clasificación, en forma de colección. Innumerables de estas colecciones se almacenan durante décadas o incluso siglos.

Los arácnidos tienen cuatro pares de patas unidas al cefalotórax, el cual está cubierto por un caparazón de quitina, un par de pedipalpos, un par de apéndices, un abdomen indefinido, además de no tener antena. Respiran por filotraquea y en algunas especies más pequeñas la respiración es cutánea.

Los seres de la clase arácnida son, en la mayoría de los casos, carnívoros, y todos cumplen un papel de depredador en la cadena alimentaria. Algunos están dotados de glándulas de inoculación de veneno, que tienen la función de inmovilizar o matar a las presas, facilitando la depredación, como es el caso de los escorpiones y las arañas.

Los venenos de escorpión y araña tienen un efecto dañino en los humanos y, a menudo, incluso letales. En el tratamiento de individuos lesionados con tales animales, se administran dosis de suero antiescorpión y antibotrópico, respectivamente. Dichos sueros se producen utilizando el propio veneno, más concretamente a partir de los anticuerpos producidos por animales (como los caballos) después de haberlos sometido a una determinada dosis de veneno.

Referencias:
http://www.todabiologia.com/zoologia/arachnideos.htm
http://pt.wikipedia.org/wiki/Aracnología
http://en.wikipedia.org/wiki/Arácnidos

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

5 × 3 =