Cálculo de riñón –

Calculo renal o piedra en el riñon como se conoce popularmente es la solidificación de varias sustancias que normalmente se eliminan a través de la orina, son: sales de calcio, fosfatos, oxalatos, ácido úrico, penicilina y diuréticos. El resultado de esta cristalización (cálculos) puede ubicarse en los riñones, vejiga o uréteres (nombre de los canales que hacen la conexión entre los riñones y la vejiga). Los cálculos pequeños se pueden extraer fácilmente sin dolor, mientras que los más grandes, gracias a su forma irregular, provocan fuertes dolores y hemorragias y no siempre se eliminan con la orina. Es una enfermedad que afecta por igual a hombres y mujeres, especialmente entre la 3ª y 4ª década de la vida.

Los principales síntomas son: hematuria (eliminación de sangre en la orina, visible o no), náuseas y vómitos provocados por dolor intenso en la zona lumbar (hecho que puede requerir el uso de analgésicos), obstrucción del tracto urinario (en algunos casos), disuria, dolor que acompaña al acto de orinar, común cuando hay infección o cuando el cálculo está en la vejiga. En algunos casos, la fiebre es otro síntoma que acompaña a este trastorno. Todos estos síntomas que sugieren la presencia de cálculos renales deben ser evaluados por un médico para un tratamiento adicional.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

La formación de cálculos es un proceso complejo que aún no se comprende completamente. Las personas cuyos familiares que han tenido cálculos tienen más probabilidades de desarrollar este trastorno, infecciones urinarias, deshidratación, gota, ingesta excesiva de vitamina D, antiácidos y otros medicamentos son posibles agentes causantes de los cálculos renales.

El diagnóstico se realiza mediante ecografías y radiografías del tracto urinario. Cuando estos métodos no detectan claramente la presencia de cálculos, se realiza una tomografía computarizada.

El tratamiento consiste en beber muchos líquidos y usar analgésicos cuando el dolor es muy intenso. Hay situaciones en las que se administran sustancias para disolver los cálculos renales. La litotropía extracorpórea por ondas de choque (LOCE) se utiliza para fragmentar cálculos de más de 7 mm, después de lo cual las piezas restantes se eliminan fácilmente. Cuando ninguno de los métodos anteriores puede resolver el problema, el cálculo renal se puede extraer mediante cirugía.

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca puede usarse como sustituto de un diagnóstico médico por un profesional calificado. Los autores de este sitio renuncian a cualquier responsabilidad legal que surja del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *