Cáncer de pene: causas, síntomas, tratamientos y prevención

O cáncer de pene es poco común, afecta aproximadamente al 2% de los hombres y ocurre con mayor frecuencia en hombres mayores de 50 años, aunque no se limita a hombres mayores y puede afectar a los más jóvenes. Los principales factores de riesgo de cáncer de pene son la falta de higiene de los órganos genitales, la fimosis y la infección por el virus del VPH. Este tipo de cáncer está relacionado con condiciones socioeconómicas bajas y las tasas de incidencia más altas se encuentran en las regiones norte y noreste.

En los hombres con fimosis, que es la incapacidad de retraer la piel del pene sobre el glande y exponer la cabeza del pene, la probabilidad de desarrollar cáncer de pene es mayor, sin embargo, la falta de higiene íntima sigue siendo el principal factor de riesgo.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

La infección por VPH también puede ser responsable del desarrollo de la enfermedad. El VPH es bien conocido como factor de riesgo de cáncer de cuello uterino en las mujeres; sin embargo, algunos subtipos del virus son responsables del cáncer de pene.

Diagnóstico

Como ocurre con todos los casos de cáncer, el diagnóstico temprano es fundamental para el éxito del tratamiento. Inicialmente aparece una pequeña herida, una lesión, generalmente indolora, que tarda en cicatrizar y a medida que avanza comienzan a sangrar. Con el tiempo, el tumor se disemina dentro del órgano y llega a los ganglios linfáticos de la ingle y el abdomen.

En general, el diagnóstico es tardío, y esto conlleva complicaciones, con consecuencias físicas y psicológicas y en casos más graves hasta la amputación del órgano.

La confirmación del diagnóstico se realiza mediante biopsia, que es la extracción de un fragmento de la lesión del tejido comprometido para verificar si la lesión es realmente maligna y el tipo de cáncer. La mayoría de ellos son carcinomas de células escamosas.

Tratamiento

El tratamiento depende del estadio de la enfermedad, siendo indicado por el médico especialista lo mejor para el paciente. Por lo general, se realiza una cirugía para extirpar la lesión. Si la lesión se diagnostica temprano y es pequeña, se puede extirpar mediante biopsia, pero en los casos en que la lesión es grande o se encuentra en estadios avanzados, la cirugía es el procedimiento más adecuado. Siempre que sea posible, el médico intentará preservar la apariencia del órgano, la función sexual y la capacidad de orinar estando de pie. En los casos en los que no es posible conservar una parte suficiente del pene, se realiza una penectomía total, incluidas las conexiones con la piel. En los casos en que es posible extirpar solo la cabeza del pene, se realiza una penectomía parcial.

Si la lesión es grande e involucra otras regiones con ganglios linfáticos afectados en la ingle, mayor es la posibilidad de amputación de la extremidad, lo que trae consecuencias físicas, sexuales y psicológicas para el hombre. Por lo tanto, cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de curación. También existe la técnica de la terapia con láser, que consiste en la extirpación de la lesión mediante cirugía de Mohs.

El cirujano crea una nueva abertura para la eliminación de orina. En casos muy avanzados, el escroto y los testículos también necesitan ser removidos y el paciente tendrá que hacer un reemplazo de testosterona por el resto de su vida.

Prevención

Como la principal causa del cáncer de pene es una higiene incorrecta, son imprescindibles medidas sencillas como la limpieza diaria del órgano con agua y jabón. La limpieza del órgano genital durante el baño, por ejemplo, evita la acumulación de secreciones y, por lo tanto, previene la inflamación crónica. También se recomienda limpiar después de las relaciones sexuales y la masturbación.

La cirugía de fimosis también está indicada como factor preventivo porque la acumulación de piel impide la limpieza completa del pene. Es una cirugía sencilla, generalmente sin necesidad de hospitalización. El proceso también se conoce como circuncisión y generalmente se realiza incluso en la infancia.

Otro factor asociado con el cáncer de pene es el VPH, un virus de transmisión sexual, por lo que el uso de condones es otra forma de prevenir la enfermedad.

Fuente:

https://accamargo.org.br/tipos-de-cancer/penis

https://www.inca.gov.br/tipos-de-cancer/cancer-de-penis

http://www.saude.gov.br/saude-de-az/cancer-de-penis

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico realizado por un profesional calificado. Los autores de este sitio web están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *