Carcinoma de células escamosas: causas, síntomas, tratamientos

O carcinoma de células escamosas, también llamado carcinoma escamoso o epidermoide, es una neoplasia de células espinosas presentes en la epidermis, caracterizada por una rápida evolución y alto poder invasivo y metastásico.

Esto representa la segunda forma más común de cáncer de piel (15-20% de todos estos tumores). Son más frecuentes en personas de mediana edad o mayores que tienen la piel, el cabello y los ojos claros y que se exponen con frecuencia a la luz solar; La exposición a los rayos ultravioleta de las camas solares también aumenta el riesgo de desarrollar esta neoplasia. Algunos carcinomas de células escamosas se originan a partir de una pequeña lesión rojiza llamada queratosis actínica.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Inicialmente suele presentarse como una lesión costrosa o escamosa en la piel con base roja inflamada, un tumor en crecimiento o una lesión que no cicatriza, formando lesiones abultadas o vegetativas (aspecto coliflor); pueden producirse ulceraciones con sangrado. Suele afectar a zonas más expuestas al sol, como cara, cuello, brazos, cuero cabelludo, espalda, manos y orejas. También puede afectar otras partes del cuerpo, como la boca, labios, genitales, entre otras.

El diagnóstico debe basarse en la evidencia clínica y epidemiológica relacionada con esta neoplasia. El diagnóstico confirmatorio se realiza mediante un examen histopatológico detallado de una muestra adecuada de la lesión.

El tratamiento de esta neoplasia es quirúrgico, mediante la extirpación total de la lesión. La radioterapia está indicada para pacientes mayores de 50 años que tengan una lesión bien definida. Los tumores en lugares de difícil acceso, como la nariz y las orejas, pueden estar indicados para la radioterapia.

En determinadas situaciones graves, en casos de neoplasias muy invasivas y destructivas, pueden ser necesarias cirugías desfigurantes, con amputación de pene, vulva, dedos de los pies, pies o piernas. La existencia de metástasis en los ganglios linfáticos puede impulsar la cirugía de disección de los ganglios linfáticos, en ciertos casos, en asociación con quimioterapia sistémica.

La prevención de esta neoplasia se realiza evitando la exposición a la luz ultravioleta del sol y las camas de bronceado a cualquier edad.

Fuentes:
http://www.dermatology.net/novo/base/doencas/espino.shtml
http://www.emmanuelfranca.com.br/doencas/doencas103_carcinoma_espinocellular.html
http://www.marcoantoniodeoliveira.com.br/carcinoma-espinocellular.php
http://netsim.fm.usp.br/cadapele/caespino.htm
http://www.portaldasaude.pt/portal/conteudos/enciclopedia+da+health/diseases/skin+diseases/cancrodapele.htm

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse como sustituto de un diagnóstico médico por parte de un profesional calificado. Los autores de este sitio renuncian a cualquier responsabilidad legal que surja del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *