Células diploides y haploides – Biología celular

|Estás en: Home » Definición » Células diploides y haploides – Biología celular

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Todas las células básicas, de todos los seres vivos, tienen originalmente un genoma, constituido por ADN único o fragmentado, encargado de comandar la producción de proteínas, que actúan en todos los procesos celulares, directa o indirectamente, produciendo el funcionamiento, la replicación y la muerte celular programada.

En los organismos pluricelulares, que tienen reproducción sexual, hay células con un juego de genes completo y otras con la mitad, son las células diploides (2n) y haploides (n), respectivamente.

Por lo tanto, la distinción principal entre células haploides y diploides está relacionada con el número de cromosomas que contiene cada célula: mientras que las células diploides contienen dos juegos de cromosomas (representados por 2n), las células haploides contienen un juego de cromosomas (representado por n).

¿Por qué las células diploides y haploides tienen diferente número de cromosomas?

La diferencia entre el número del conjunto de cromosomas entre estas dos células deriva del mecanismo de división que las origina y de la función que desempeñan reproductiva y evolutivamente.

Veamos que la célula haploide contiene la mitad del conjunto de genes de la especie, lo que permite la reproducción sexual, porque cuando un gameto se encuentra con otro en la fecundación, la célula originada recuperará el conjunto completo de genes. En consecuencia, la célula diploide contiene un juego de cromosomas del padre y otro de la madre.

Esto favorece el mantenimiento de un número constante de cromosomas a lo largo de las generaciones, incluso con el intercambio de material genético, y permite aumentar la variabilidad genética de los seres vivos de la especie.

Cómo se forman las células haploides y diploides

Así como hay dos tipos de células, hay dos tipos de división celular que les dan origen: la mitosis y la meiosis.

La mitosis es la división celular que da lugar a células diploides. Pasa por fases en las que se replica el ADN, es decir, se duplica el genoma y, cuando se produce la división, cada copia va a parar a las dos células recién formadas, de modo que genéticamente nada varía. Pero vale la pena recordar que el doble juego de cromosomas en el genoma de las células que se dividieron por mitosis provino de la fertilización.

A su vez, la meiosis genera células haploides. Básicamente es un proceso de división que consta de dos divisiones sucesivas en las que se duplica el material genético, se separan los pares de cromosomas y, en la última división, se separan las cromátidas hermanas. Así, se originan cuatro células hijas con la mitad del número de cromosomas iniciales. Ocurre dentro de las gónadas masculinas y femeninas, donde las células germinales diploides (2n) dan lugar a células haploides (n).

Además, la meiosis aumenta aún más la variabilidad genética porque los cromosomas emparejados en una célula que ingresan en la meiosis intercambian ADN por recombinación, formando nuevos arreglos antes de dividirse en conjuntos únicos. Así, los gametos haploides formados aportan nuevas variedades de genes, y el individuo resultante de la fusión de un gameto masculino y femenino (cigoto) dará como resultado una nueva combinación única, con características únicas, que no se puede repetir.

Referencias

ALMEIDA, LM de; PIRES, C. Biología Celular: Estructura y Organización Molecular. 1. ed. São Paulo: Érica, 2014.

DE GARCÍA, SM L; Fernández, CG Embriología. 3. ed. Porto Alegre: Artmed, 2012.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

tres × 4 =