Choque anafiláctico – Salud –

|Estás en: Home » Definición » Choque anafiláctico – Salud –

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Es común escuchar en la vida cotidiana que una persona es alérgica a un alimento o medicamento, por ejemplo. Esto quiere decir que el organismo de ese individuo, al identificar esta sustancia, presenta una respuesta inmunitaria, combatiéndola de forma exagerada y dando lugar a una condición de hipersensibilidad, conocida como alergia.

Sin embargo, hay casos en los que las reacciones alérgicas se manifiestan a través de complicaciones muy graves, rápidas e incluso fatales, lo que se denomina choque anafiláctico (o reacción anafiláctica). Tal situación ocurre cuando el individuo se expone a algún agente alergénico que estimula mucho el sistema inmunológico, lo que provoca una reacción de hipersensibilidad muy potente y desencadena síntomas graves.

Entre los agentes alergénicos más comunes se encuentran:

  • Alimentos como huevos, leche, pescado, mariscos, maní, soja, nueces, almendras y trigo.
  • Medicamentos, como ácido acetilsalicílico (AAS), penicilina y otros antibióticos, aspirina, dipirona y antiinflamatorios.
  • Picaduras de insectos, especialmente abejas, avispas y algunas especies de hormigas.
  • Venenos para escorpiones, arañas y serpientes.
  • Látex.

El shock anafiláctico ocurre de forma inmediata e impredecible en el cuerpo. A los pocos minutos del contacto con la causa de la alergia, los síntomas comienzan a aparecer repentinamente: palidez, picazón y enrojecimiento de la piel, hinchazón, dificultad para respirar, disminución de la presión arterial, sudoración excesiva, latidos cardíacos rápidos, vómitos, pérdida del conocimiento, desmayos. etc. Estos signos y síntomas son causados ​​por la acción de mastocitos y basófilos (células de defensa), inmunoglobulina E (anticuerpo) y por la liberación de histamina, un vasodilatador químico.

De todos los síntomas del shock anafiláctico, ciertamente el que más preocupa es el edema de glotis (o edema laríngeo), en el que la región de la garganta se hincha debido al exceso de líquido en las células, interrumpiendo el paso del aire, lo que puede llevar al individuo a muerte a los pocos minutos.

Como ya se mencionó, el shock anafiláctico es muy grave y puede ser letal, por lo que requiere atención médica de inmediato. En estas condiciones de emergencia, se recomienda llamar a una ambulancia, servicios de emergencia o bomberos, quienes brindarán primeros auxilios. Inicialmente, el individuo recibe una dosis de adrenalina en la vena, que atenúa los síntomas, contrae los vasos sanguíneos y libera las vías respiratorias. Luego, recibe oxígeno a través de máscaras, con el fin de mantener principalmente la respiración y la oxigenación del cerebro.

Cuando se trata a tiempo y adecuadamente, la persona que sufre un shock anafiláctico tiene una alta probabilidad de sobrevivir, pero existe la posibilidad de desarrollar secuelas. El cerebro, por ejemplo, puede tener su actividad comprometida debido a la falta de oxigenación por algunos de los síntomas. Así, siempre es necesario contar con el acompañamiento de un médico especialista.

Lea también:

Referencias:
http://en.wikipedia.org/wiki/Anafilaxia
http://saude.hsw.uol.com.br/alergia2.htm
http://sites.uai.com.br/app/noticia/saudeplena/noticias/2013/05/22/noticia_saudeplena,143457/fique-atento-as-reacoes-alergicas-extremas.shtml

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico por un profesional calificado. Los autores de este sitio web están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

cinco − cuatro =