Ciclos biogeoquímicos – ciclo de los elementos químicos

|Estás en: Home » Definición » Ciclos biogeoquímicos – ciclo de los elementos químicos

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

ciclos biogeoquimicos consisten en el camino seguido por los elementos químicos en la naturaleza, pasando por los elementos bióticos y abióticos de forma cíclica. En otras palabras, estos ciclos son los encargados de promover la integración entre los seres vivos y el medio ambiente a través del ciclo de la materia.

Cuando un organismo muere o pierde parte de su cuerpo, como las hojas que caen de un árbol, por ejemplo, los organismos en descomposición degradan la materia orgánica y liberan sus átomos de vuelta al medio ambiente. A partir de ahí, estos átomos pueden atravesar capas del planeta, como la litosfera, la atmósfera y la hidrosfera, hasta ser nuevamente incorporados por otros seres vivos, que conforman la capa conocida como biosfera.

Los ciclos biogeoquímicos son verdaderos procesos de reciclaje de átomos, que comienzan con organismos en descomposición, entre los que se encuentran las bacterias y algunos hongos. Se alimentan de cadáveres, partes muertas, además de los desechos de los más variados seres vivos, y al hacerlo transforman moléculas orgánicas en sustancias más simples. Así, la materia orgánica se convierte en materia prima para la producción de otras sustancias orgánicas.

Los productores como las algas, las plantas y las bacterias fotosintéticas producen sustancias orgánicas a partir de elementos absorbidos del entorno que les rodea. Cuando los consumidores primarios se alimentan de organismos productores, utilizan átomos de la descomposición de la materia orgánica consumida para producir sus propias moléculas orgánicas. Lo mismo ocurre cuando los consumidores secundarios se alimentan de los consumidores primarios. Este flujo continúa a través de los diferentes niveles tróficos hasta el final de la cadena alimentaria. Cuando cualquier organismo de esta cadena muere, independientemente de su nivel trófico, el ciclo se completa.

Entre los ciclos biogeoquímicos podemos mencionar los ciclos del agua, carbono, nitrógeno, oxígeno, fósforo, calcio, mercurio, azufre, entre otros.

Los ciclos biogeoquímicos se pueden clasificar en dos tipos: gaseosos o sedimentarios. El ciclo de los gases es aquel en el que la atmósfera constituye el principal reservorio del elemento. Así, este elemento entra y sale de la biosfera en forma gaseosa. Los ciclos del oxígeno y del nitrógeno son ejemplos de ciclos biogeoquímicos gaseosos. En el ciclo sedimentario, el principal reservorio del elemento es la corteza terrestre, y el ciclo del agua y del fósforo son ejemplos de este tipo de ciclo.

La velocidad y el número de pasos en un ciclo biogeoquímico se ven afectados tanto por sus características bióticas como abióticas. Desde un punto de vista biótico, el ciclo depende de las tasas de nacimiento, crecimiento y mortalidad de las especies que componen la cadena alimentaria. Además, el número de organismos en descomposición y la velocidad a la que se descomponen también influyen en el ritmo del ciclo. Desde un punto de vista abiótico, la velocidad del ciclo depende de factores fisicoquímicos como la temperatura, el índice de lluvia, el pH y la salinidad del agua y del suelo. Además, la propia naturaleza del elemento que compone el ciclo influye en su paso por distintos niveles, en función de factores como la densidad, la solubilidad, la temperatura de fusión y ebullición, entre otros. Generalmente, los ciclos biogeoquímicos gaseosos ocurren más rápidamente que los ciclos sedimentarios.

Referencias:

Amabis, JM & Martho, GR 2006. Fundamentos de Biología Moderna: Volumen único. 4ª ed. Editorial Moderna: São Paulo, 839 p.

Sitios web:

https://www.britannica.com/science/biogeochemical-cycle

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

4 × tres =