Comunicación interventricular: causas, síntomas y tratamientos

|Estás en: Home » Definición » Comunicación interventricular: causas, síntomas y tratamientos

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

LA comunicación interventricular (CIV) consiste en una miocardiopatía congénita, que se caracteriza por la existencia de un orificio entre los ventrículos izquierdo y derecho.

La CIV resulta de una anomalía en el tabique interventricular, compuesto por tres partes: la cámara de entrada, la porción trabecular y la cámara de salida, además del componente fibroso, llamado tabique membranoso.

Se estima que la VCI representa aproximadamente el 35% de las cardiopatías congénitas.

En IVSD, la sangre que pasa a través del ventrículo izquierdo (régimen de presión más alta) pasa al ventrículo derecho (régimen de presión más baja) durante la sístole ventricular, lo que resulta en una «derivación» izquierda / derecha. El exceso de sangre que llega al ventrículo derecho se expulsa hacia la circulación pulmonar, con el consiguiente aumento del flujo sanguíneo pulmonar. Con el tiempo, este mayor flujo al pulmón provoca un aumento de la presión en las arterias pulmonares y, posteriormente, un aumento de las resistencias vasculares pulmonares, conduciendo, en los casos más graves, al denominado Síndrome de Eisenmenger.

Los cambios hemodinámicos dependen de varios factores, como el tamaño del defecto, la relación entre la resistencia sistémica y pulmonar y la existencia de lesiones asociadas. Se estima que aproximadamente el 25% de la VCI desaparece por completo, alrededor del 40% se encoge de tamaño a la edad de 6 años, lo que indica que el corazón crece proporcionalmente más que el orificio de la VCI.

Durante un examen físico, el médico puede sospechar la existencia de una CIV, que se confirma mediante pruebas como un ecocardiograma o un cateterismo cardíaco.

El tratamiento es quirúrgico. Los factores determinantes del momento adecuado para someterse a la cirugía son:

  • Riesgo operatorio en relación a la edad;
  • Tipo de corrección quirúrgica (paliativa o definitiva);
  • Efectos deletéreos preoperatorios de la lesión en determinadas áreas cardíacas (miocardio y vasculatura pulmonar) y su reversibilidad.

Durante el procedimiento quirúrgico definitivo se tapa el orificio suturando un trozo de pericardio del propio paciente o pericardio bovino que recibió el tratamiento adecuado.

También existe la posibilidad de realizar una cirugía paliativa, como el procedimiento denominado banda pulmonar, en el que se reduce la luz en la arteria pulmonar, dificultando el paso de la sangre a los pulmones. Sin embargo, en respuesta, hay una disminución en la oxigenación de la sangre y es responsabilidad del cirujano encontrar este equilibrio. Sin embargo, cuando se realiza en niños, crecerá y será necesario operar nuevamente y someterse a una cirugía correctiva.

Lea también:

Fuentes:
http://www.brunorocha.com.br/portal/?p=127
http://departamentos.cardiol.br/sbc-depeco/publicacoes/revista/2008/Revista03/07-comunicacao-interventricular.pdf
http://www.medicinapratica.com.br/tag/comunicacao-interventricular/

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse como sustituto de un diagnóstico médico por parte de un profesional calificado. Los autores de este sitio web renuncian a cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

diecisiete − 13 =