¿Cuál es la relación entre un alimento graso y un bajo grado?

Una buena dieta puede marcar la diferencia entre hacer bien todo el examen o obtener una calificación baja: en el examen final, en el examen de ingreso, en el concurso o en el examen OAB. Los fritos, snacks, dulces y refrescos suelen ir a la cafetería de muchos colegios y al mostrador de varios bares. Son irresistibles durante cualquier intervalo, pero hay que estar atento. Estos alimentos no pueden convertirse en un hábito y reemplazar a los que tienen un valor nutricional real.

Los alimentos grasos pueden influir en el rendimiento escolar.  Ilustración: <em> Lightspring / Shutterstock.com </em>» width=»350″ height=»350″ src=»https://definicionesyconceptos.com/wp-content/uploads/2021/04/¿Cual-es-la-relacion-entre-un-alimento-graso-y-un.jpg»><noscript><img decoding=

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Los alimentos grasos pueden influir en el rendimiento escolar. Ilustración: Lightspring / Shutterstock.com

La última Encuesta Nacional de Salud en la Escuela (PeNSE), realizada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en 2012, mostró que los adolescentes de 13 a 15 años, desde el noveno grado de la escuela primaria, están lejos de tener una dieta sana. El estudio encontró que el 41% de los estudiantes consumen dulces (caramelos, caramelos, chocolates, chicles, chocolates o piruletas) al menos cinco veces a la semana. Debemos tener cuidado, porque el exceso de estos alimentos ricos en azúcares, sal y grasas trans y saturadas puede provocar obesidad y diabetes tipo 2 en la infancia y tener consecuencias a lo largo de la vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que es importante desarrollar hábitos alimentarios saludables en niños y adolescentes para su mantenimiento en la edad adulta. De esta forma, es posible disminuir el riesgo de enfermedades crónicas y obesidad. ¿Y eso qué quiere decir? Consumir alimentos con alta concentración de granos (arroz, maíz y trigo), que necesitan consumirse en mayor cantidad a lo largo del día, además de frutas, verduras y alimentos como cereales integrales, legumbres, semillas y frutos secos, que son fuentes de proteína. También conviene consumir carnes rojas, blancas, huevos, leche y productos lácteos, pero en menor cantidad y, preferentemente, con bajo contenido graso. Son buenos para todo el cuerpo, incluso para el cerebro. Varias investigaciones relacionan una buena nutrición con un mejor desempeño académico y profesional a lo largo de la vida.

Consejos

Por lo tanto, prefiera alimentos sabrosos y nutritivos. El pan integral tiene fibra y vitaminas. El queso blanco es fuente de calcio y proteínas. Las frutas tienen vitaminas, minerales y fibra. Un jugo natural que hidrata y es rico en nutrientes, incluso vale la pena mezclar piña con menta hort, papaya con naranja y maracuyá con acerola, por ejemplo.

Siguiendo estos consejos, no te faltará energía y energía a lo largo de tu vida, tanto para ejercitarte como para superar los grandes retos que te esperan a lo largo de la vida.

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico realizado por un profesional calificado. Los autores de este sitio están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *