Cutis Verticis Gyrata – Causas, síntomas y tratamientos

LA cutis verticis gyrata es un trastorno congénito o adquirido, que se caracteriza clínicamente por un exceso de piel en el cuero cabelludo, que provoca pliegues gruesos y conduce a la caída del cabello en las zonas afectadas. Fue descrito por primera vez en 1837 por Alibert.

El número de pliegues en el cuero cabelludo puede variar de 2 a 10, que suelen ser suaves y esponjosos. Estos pliegues no se pueden corregir presionando en su lugar. Por lo general, aparecen en la región central y posterior de la cabeza, pero pueden afectar todo el cuero cabelludo en ciertos casos.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Este trastorno se clasifica según la presencia o ausencia de una causa subyacente. Se puede clasificar en:

  • Primario esencial: no tiene causa conocida. Afecta principalmente a los hombres (5-6: 1) y se desarrolla poco después de la pubertad. Debido a la lenta evolución de la enfermedad, generalmente asintomática, suele pasar desapercibida en la fase inicial. Suelen encontrarse asociadas otras anomalías.
  • Primario no esencial: puede estar relacionado con trastornos neuropsiquiátricos, que incluyen parálisis cerebral, epilepsia, convulsiones y cambios oftalmológicos (la catarata es la más común).
  • Secundario: derivado de una variedad de trastornos o del uso de ciertos medicamentos que causan cambios en la estructura del cuero cabelludo, incluida la acromegalia, el uso exacerbado de medicamentos que imitan la acromegalia, el nevo melanocítico y los procesos inflamatorios.

El diagnóstico se realiza excluyendo otros trastornos que conducen a un cuadro clínico similar.

El tratamiento puede ser sintomático (conservador) o quirúrgico. Es importante tener cuidado con la higiene local, ya que puede haber acumulación de secreciones que provoquen un mal olor. El tratamiento quirúrgico tiene como objetivo mejorar la estética local.

La cirugía se puede realizar mediante resección total de la lesión e injerto; colocación de un expansor sobre piel sana e injerto; resección parcial de la parte voluminosa de la lesión.

Fuentes:
http://www.scielo.br/scielo.php?pid=s0021-75572002000100016&script=sci_arttext
http://en.wikipedia.org/wiki/Cutis_verticis_gyrata
http://www.inicepg.univap.br/cd/INIC_2008/anais/arquivosEPG/EPG01434_01_O.pdf

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse como sustituto de un diagnóstico médico por parte de un profesional calificado. Los autores de este sitio web renuncian a cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.
Archivado en: Enfermedades congénitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *