Dermatitis de contacto: causas, síntomas, tratamiento

LA dermatitis de contacto, también llamado dermatitis de venenade, es un proceso inflamatorio resultante de una reacción cutánea a diferentes tipos de alérgenos, que afecta a 2 de cada 100 personas, siendo dos veces más frecuente en mujeres.

La parte del cuerpo más comúnmente afectada son las manos, debido a su mayor interacción con productos químicos como jabones, látex (guantes de látex, por ejemplo), medicamentos, cremas hidratantes y disolventes. Ciertas plantas pueden liberar espigas responsables de causar esta condición.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Esta condición es una respuesta de reacción de hipersensibilidad de tipo IV retardada. La sensibilidad cutánea aparece después de períodos cortos o prolongados de exposición a la causa de la dermatitis y los síntomas pueden aparecer horas o semanas después de la sensibilización cutánea.

Hay cuatro tipos de dermatitis cutánea. Son ellas:

  • Alérgico: resulta del contacto de la piel con una sustancia alergénica. Clínicamente se caracteriza por tener vasodilatación e infiltrados perivasculares en la dermis, además de edema.
  • Irritante: resulta del contacto de la piel con una sustancia que causa daño químico o físico a la piel. Clínicamente, este tipo de dermatitis tiene la piel seca que puede durar días o meses, ampollas, grietas o raspaduras.
  • Fototóxico: este tipo de dermatitis es causada por la exposición al sol, junto con sustancias químicas que dañan la epidermis. Clínicamente es similar al irritante.
  • Fotoalérgico: causado por la combinación de sustancias ligeras y alergénicas. Clínicamente es similar a alérgico.

Las manifestaciones clínicas de dermatitis de contacto alérgica, generalmente limitado al área que entró en contacto con el agente causante; ya el dermatitis de contacto irritativa puede cubrir un área más grande. Sin embargo, en todos los casos los signos clínicos son los mismos, que incluyen ardor, picazón, eritema, edema y ampollas. Existe el desarrollo de trasudación, formación de costras, sequedad, agrietamiento, lo que resulta en desprendimiento de la piel.

El diagnóstico se realiza mediante una anamnesis detallada, junto con pruebas cutáneas de alergia. En ciertos casos, puede ser necesaria una biopsia de la lesión cutánea.

El tratamiento es con el uso de esteroides tópicos u orales, según la gravedad del caso. Para eliminar la picazón, se utilizan antihistamínicos y, si hay una infección secundaria, se administran antibióticos.

La mejor forma de prevenir esta afección es evitar el contacto con sustancias responsables de desencadenar ataques previos, así como lavarse las manos después de la exposición al agente.

Fuentes:
http://www.abcdasaude.com.br/artigo.php?105
http://pt.wikipedia.org/wiki/Contact_Dermatitis
http://www.dermis.net/dermisroot/en/13203/diagnose.htm
http://www.copacabanarunners.net/dermatite-contato.html
http://boasaude.uol.com.br/lib/ShowDoc.cfm?LibDocID=5200&ReturnCatID=1803
http://www.derme.org/bulletins/dermatite_contato.html

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca puede usarse como sustituto de un diagnóstico médico por parte de un profesional calificado. Los autores de este sitio web renuncian a cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *