Blog

Descomposición – decadencia – Ecología

admin 9 Views julio 15, 2022 0
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Los seres vivos que obtienen energía para sobrevivir elaborando su propio alimento mediante la fotosíntesis o la quimiosíntesis se denominan autótrofos o productores. Los organismos que no pueden producir su propio alimento se denominan heterótrofos o consumidores, se alimentan de productores u otros consumidores.

Los consumidores se pueden clasificar por el tipo de alimento que predomina en su dieta, así tenemos a los consumidores primarios, aquellos que se alimentan exclusivamente de plantas. Las especies secundarias son aquellas que se alimentan de organismos herbívoros o primarios. Los consumidores también pueden ser terciarios, son los que se alimentan de los consumidores secundarios. En las cadenas y redes alimentarias, no hay muchos consumidores cuaternarios o quinquenales, ya que la energía disminuye de un eslabón de la cadena a otro.

Esta relación alimentaria que se establece entre productores y consumidores se denomina cadena alimentaria. Cuando tenemos más de una cadena alimentaria, hablamos de una red alimentaria. En estas relaciones entre los seres vivos existe un flujo de energía unidireccional, es decir, en una sola dirección, desde los productores a los consumidores y finalmente a los organismos en descomposición.

Los organismos descomponedores son aquellos que degradan la materia orgánica muerta del cuerpo de los seres vivos cuando mueren. Hay organismos que descomponen plantas, hongos, animales, protistas. Están representados por algunas especies de bacterias y hongos que se alimentan de materia orgánica muerta en descomposición.

Las bacterias y los hongos presentes en el aire, el agua o el suelo se multiplican, colonizando la materia orgánica y utilizando sustancias solubles como los azúcares y los aminoácidos, que son difusibles.

El papel ecológico de estos seres es muy importante, pues, con la descomposiciónlos elementos minerales, compuestos químicos como el COdosohdoshdosLos y otros vuelven a estar disponibles en el medio ambiente y pueden ser utilizados por otros organismos presentes en ese ecosistema en particular. Decimos, por tanto, que hay un reciclaje de nutrientes con la acción de los descomponedores.

[elementor-template id="184764"]

Factores que contribuyen a la descomposición.

Para la formación de colonias de hongos y bacterias, es decir, para que proliferen, son factores importantes la temperatura elevada, la presencia de humedad en el ambiente y también el oxígeno. Con la humedad, los microorganismos como los hongos pueden reproducirse mejor, el calor acelera las reacciones químicas y el oxígeno asegura la respiración celular, necesaria para la supervivencia de los microorganismos. Entonces, si desea detener un proceso de descomposición, debe proteger los alimentos de estos tres factores.

Referencias:

LOPES, Sonia. BIOGRAFÍA Editora Saraiva, 2014. 784 p.

Portal del maestro. Descomposición de los alimentos. Disponible en: http://portaldoprofessor.mec.gov.br/fichaTecnicaAula.html?aula=5389.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.