El lúdico como herramienta pedagógica para la enseñanza de las matemáticas – Pedagogía

, |Estás en: Blog Matemáticas El lúdico como herramienta pedagógica para la enseñanza de las matemáticas – Pedagogía

La palabra juguetona viene del latín ludus y significa jugar. Mencionamos cómo se juega: juegos, juguetes, diversiones y también se relaciona con la conducta de quienes juegan y juegan y se divierten. Por lo tanto, la función educativa del juego brinda una oportunidad para el aprendizaje, el conocimiento, el conocimiento y la comprensión individual del mundo por parte del individuo.

La alegría es una necesidad humana a cualquier edad y no puede verse solo como diversión. El desarrollo lúdico facilita el aprendizaje, el desarrollo personal, social y cultural, colabora para que el individuo desarrolle una buena salud mental, preparándose para un estado interior abundante, facilitando procesos sociales, comunicativos, expresivos y constructivos en el ámbito del conocimiento.

Para que el docente inserte la alegría, la formación académica es una prioridad para que la teoría se pueda desarrollar a través de la práctica de acuerdo con los objetivos a alcanzar. Esta formación teórica servirá de apoyo necesario para que el docente comprenda que sus clases necesitan ser agilizadas. Se trata de ir un poco más allá o, mejor dicho, un poco más profundo. Se trata de formar nuevas actitudes, de ahí la necesidad de que el profesorado se implique en el proceso de formación de sus formados. Esto no es tan fácil, ya que implica romper con un modelo, con un estándar ya establecido, ya interiorizado.

Hoy en día hay debates en todo el mundo para intentar adaptar el trabajo escolar a una nueva realidad, marcada por la creciente presencia de las matemáticas en diferentes campos de la actividad humana. Los recursos didácticos como juegos, libros, videos, calculadoras, computadoras y otros materiales juegan un papel importante en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Sin embargo, necesitan integrarse en situaciones que lleven al ejercicio del análisis y la reflexión, en definitiva, base de la actividad matemática. Corresponde a la escuela dotar al alumno de la capacidad de desarrollo intelectual, permitiéndole asimilar los conocimientos acumulados, no restringiéndose a la transmisión de contenidos, enseñándole a pensar y a tomar posesión de los conocimientos desarrollados para practicarlo por el en aras de la constancia en la vida.

Gana dinero generando contenido

¿Te gustaría mejorar este artículo y ganar dinero y regalos?
Date de alta en la red social para alumnos y profesores que te paga por estudiar. .

Nosotros llamamos entrenamiento lúdico interdisciplinario formación teórica, práctica y personal. Este tipo de formación no es importante en los planes de estudio oficiales de los cursos de formación docente, pero la práctica nos ha demostrado su valor, y muchos educadores han dicho que la alegría es la palanca de la educación del tercer milenio. La enseñanza a través del juego permite una comprensión más profunda de los conceptos y propiedades matemáticas, es decir, se trata de formar nuevas actitudes de la práctica docente, de ahí la necesidad de que los docentes se involucren en el proceso de formación de sus formados. Esto no es tan fácil, ya que implica romper con un modelo, con un estándar ya establecido, ya interiorizado.

Numerosas atracciones alejan a los estudiantes de las actividades escolares. Hoy en día es muy fácil acceder al ordenador y a los recursos que pone a tu alcance. Pequeños juegos instalados en dispositivos cada vez más pequeños, que caben en tu bolsillo, están presentes en tu rutina. El alumno tiene dificultad para interpretar correctamente los enunciados de los problemas, verbalizando lo que acababa de leer. Le da vergüenza no dominar las cuatro operaciones, trabajar con números enteros, resolver una expresión numérica. La sociedad se siente amenazada por la falta de preparación de los jóvenes, que muestran dificultades en la interpretación, en la intervención de sus opiniones y sin un mínimo de conocimientos matemáticos.

Cada alumno, así como un docente, debe promover el aprendizaje, utilizando el juego como soporte para el desarrollo del lenguaje matemático y su uso en la sociedad, con el objetivo de sumar más conocimientos en cada área del conocimiento humano.

¿Crees que faltan cosas en este artículo?

Si estás estudiando este tema y crees que faltan cosas puedes ganar puntos y canjearlos por gift cards de Amazon, Netflix y muchas más.

Deja un comentario