Enfermedad de Coats: causas, síntomas y tratamientos

|Estás en: Blog Enfermedades Enfermedad de Coats: causas, síntomas y tratamientos

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

LA Enfermedad de Coats, también llamado teliangiectasia retiniana, o todavía, retinitis exudativa, consiste en una patología poco frecuente, crónica y progresiva que afecta al desarrollo de los vasos sanguíneos de la retina y puede resultar, en algunos casos, en un desprendimiento de retina. Su origen aún no se ha dilucidado por completo.

En este trastorno, los vasos sanguíneos de la retina se dilatan, con la consiguiente fuga de plasma sanguíneo a la parte posterior del ojo. Como resultado, la retina está completamente hinchada y puede haber un desplazamiento total o parcial de esta estructura. También puede presentarse como múltiples aneurismas de los vasos retinianos, que conducen a la degeneración de esta estructura ocular.

Este trastorno suele ser unilateral y afecta con mayor frecuencia a los hombres. La enfermedad de Coats se desarrolla típicamente a partir de los 5 años, aunque se ha informado en bebés de hasta 4 meses de edad.

La evolución de esta enfermedad se puede clasificar en cinco etapas, que son:

  • Estadio I: teliangiectasia retiniana, en la que solo se ven afectados los vasos retinianos.
  • Estadio II: teliangiectasia y exudación, con vasos afectados que provocan edema de retina.
  • Estadio III: desprendimiento de retina exudativo.
  • Estadio IV: desprendimiento total de retina y glaucoma.
  • Etapa V: etapa final del trastorno, en la que el paciente ha perdido prácticamente toda la visión y no hay molestias.

Es importante realizar un diagnóstico precoz para que sea posible preservar la visión del niño. El diagnóstico se realiza mediante la pequeña prueba del ojo. Los exámenes por imágenes, especialmente la ecografía ocular, pueden ser útiles para cerrar el diagnóstico.

El tratamiento depende de la etapa en la que se encuentre la enfermedad. En el estadio III, puede ser necesaria una cirugía. En el estadio IV, la resección quirúrgica del globo ocular puede ser una opción, con el objetivo de minimizar el dolor intenso presente en este estadio. En el caso de la fase V, como no hay molestias, no es necesario implementar un tratamiento agresivo.

Fuentes:
http: //www.testedoolhinho.ufc.br / informa / coats.html
http://www.scielo.br/scielo.php? pid = S0034-72802007000600006 & script = sci_arttext
http://pt.wikipedia.org/wiki/Enfermedad% C3% A7a_de_Coats

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca puede usarse como sustituto de un diagnóstico médico por parte de un profesional calificado. Los autores de este sitio web renuncian a cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario