Flora intestinal: fisiología del sistema digestivo

LOS microbiota intestinal, comunmente llamado flora intestinal es el grupo de bacterias que viven en el intestino, asistiendo en varios procesos, como la digestión de alimentos y monitoreando el desarrollo de microorganismos que causan enfermedades.

Escherichia coli, bacteria presente en la flora intestinal.  Foto: Janice Haney Carr / CDC

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Escherichia coli, bacterias presentes en la flora intestinal. Foto: Janice Haney Carr / CDC

La flora intestinal se divide en dos tipos: Permanente y Transitorio.

La permanente está ligada a las células del revestimiento del intestino. Tienen varios microorganismos fijos que proliferan rápidamente y se adaptan bien al cuerpo.

Transitorio no se adhiere a la mucosa. Proviene de la sección superior del tracto digestivo y varía según el medio ambiente y la dieta.

Cuidar bien la flora intestinal es fundamental para mantener la salud del organismo y prevenir problemas que podrían ocasionar futuras patologías. Existe una gran diversidad de bacterias diseminadas en el sistema digestivo, utilizando el cuerpo humano como huésped, la mayoría de las cuales se encuentran en el sistema digestivo. colon, que es la parte más larga del intestino grueso.

Para mantener equilibrada la flora intestinal, el consumo de alimentos probióticos es de fundamental importancia que el organismo funcione de manera óptima. Son responsables de varias actividades beneficiosas, como:

  • Previene diversas infecciones provocadas por microorganismos como: bacterias patológicas, levaduras y hongos, equilibrando el pH de la flora intestinal.
  • Combaten las infecciones debido a la producción de antibióticos naturales, que se absorben en la sangre.
  • Mejoran el proceso de digestión, contribuyendo a la producción de enzimas responsables de la degradación de nutrientes complejos, ayudando a mejorar su absorción;
  • Reduce la diarrea, la obstinación y los gases intestinales.
  • Elimina diversas toxinas;
  • Mejora el aspecto de la piel, dejándola con un aspecto más saludable;
  • Estimular el sistema inmunológico;
  • Normalizar la producción de vitaminas del complejo B y K en el intestino;
  • Reduce la absorción de moléculas de colesterol.

Los probióticos más populares pertenecen a especies bacterianas como Lactobacillus rhamnosus, a Lactobacillus acidophilus, bifidobacterium bifidum y Bifidobacterium longum.

Estos microorganismos tienen un ciclo de vida reducido, por lo que deben mantenerse refrigerados. Cuando se ingieren, se depositan en el intestino, uniéndose a la flora existente, contribuyendo a la absorción de nutrientes. Se encuentran en alimentos como el yogur, la leche fermentada o en forma de polvo o cápsulas.

El hábito de comer alimentos saludables y equilibrados para el organismo es fundamental para lograr el bienestar y contribuir a una longevidad saludable.

Desequilibrio de la flora intestinal

La alimentación es un factor clave para mantener el equilibrio de la flora intestinal. Si no se tiene el hábito de masticar bien los alimentos, estos llegarán al intestino mal digeridos, provocando problemas como:

  • Menor absorción de nutrientes a medida que el cuerpo absorbe partículas más simples y pequeñas.
  • Los alimentos mal digeridos conllevan a una mayor multiplicación de bacterias malas, debido a la fermentación que provocan estos alimentos masticados incorrectamente, luchando por el espacio con las bacterias beneficiosas.

Beber líquidos con las comidas también perjudica el buen funcionamiento del intestino. El líquido ingerido altera el pH del sistema digestivo y disuelve el ácido clorhídrico en el estómago, ayudando a que proliferen las bacterias dañinas.

El uso de medicamentos antiinflamatorios, anticonceptivos y antibióticos a menudo causa problemas con la pared intestinal si no se usan con receta médica.

Lea también:

Referencias bibliográficas:
http://pt.wikipedia.org/wiki/Flora_intestinal
http://tuberose.com/Intestinal_Flora.html
http://pt.wikipedia.org/wiki/Probiotic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *