Funciones de if – All Matter

|Estás en: Home » Definición » Funciones de if – All Matter

Ver en PDFimage_printImprimir

Debido a sus diferentes funciones, el uso del “si” suele ser objeto de muchas dudas entre los estudiantes de lengua portuguesa.

Para ayudarle a dominar este tema, hemos preparado una lista de ejemplos ilustrativos de las dos clasificaciones gramaticales principales de la palabra «si»: pronombre y conjunción.

Funciones del pronombre «si»

La clasificación de «si» como pronombre se subdivide en: pronombre pasivo o partícula pasiva, índice de indeterminación del sujeto o pronombre indefinido, parte integral del verbo, pronombre reflexivo, pronombre reflexivo recíproco y partícula resaltada o improperio.

1. Pronombre pasivo o partícula pasiva

Al ejercer la función de pronombre pasivo / partícula pasiva, el «si» es indicativo de voz pasiva sintética y establece una relación con verbos transitivos directos o verbos transitivos directos e indirectos.

Ejemplos de:

  • Se vendieron varias casas.
  • Compras oro.
  • Alquiler de habitaciones para estudiantes.
  • Se entregan los pedidos.
  • Se ahorró dinero comprando ropa usada.

Para confirmar si la función «si» es la de una partícula pasiva, simplemente convierta la oración en la voz pasiva sintética a la voz pasiva analítica:

  • Se vendieron varias casas.
  • Se compra oro.
  • Se alquilan habitaciones para estudiantes.
  • Se entregan los pedidos.
  • Se ahorró dinero con la compra de ropa usada.

Comprenda más sobre la partícula pasiva.

2. Índice de indeterminación del sujeto o pronombre indefinido

Cuando se ejerce la función de pronombre indefinido, el «si» se usa con verbos flexionados en tercera persona del singular.

Estos verbos pueden ser intransitivos, transitivos indirectos o de enlace.

El pronombre indefinido se usa cuando uno no quiere o no puede identificar el sujeto de la oración.

Ejemplos de:

  • Se habla mucho del coronavirus.
  • La gente muere de hambre y sed en esa región.
  • Se creía que todo terminaría bien.
  • La gente vive con dificultad en este país.
  • Confíe en lo prometido.

Obtenga más información sobre el índice de indeterminación del sujeto.

3. Parte integral del verbo

Esta clasificación se da cuando el «si» es parte de los verbos pronominales.

Ejemplos de:

  • Bianca se lesionó al caerse del tobogán.
  • Los niños se perdieron en el parque.
  • Quedaron encantados con la belleza de la ciudad.
  • El profesor se molestó con la clase.
  • Se involucró innecesariamente en la discusión.

Para conocer más sobre este tipo de verbos acceda al texto: Verbos pronominales.

4. Pronombre reflexivo

Al realizar esta función, el “si” forma parte de los verbos pronominales reflexivos, es decir, verbos que indican que el sujeto de la oración practicó y recibió la acción.

Ejemplos de:

  • Giulia se cortó con las tijeras.
  • Paula clavó un alfiler.
  • Natalia se está peinando para salir.
  • El gatito se estaba lamiendo.
  • Vanessa ya se vistió para el premio.

Conoce todo sobre los pronombres reflexivos.

5. Pronombre reflexivo recíproco

Al ejercer la función de pronombre reflexivo recíproco, el “si” se usa en oraciones en la voz pasiva recíproca e indica que una acción verbal ocurrió de manera mutua, es decir, uno se hizo entre sí y viceversa.

Ejemplos de:

  • Se abrazaron y todo terminó bien.
  • Después de la fiesta, los amigos se despidieron y se fueron.
  • Aline y Leonardo se miraron enamorados.
  • Los niños de esta clase se entienden muy bien.
  • En esa familia, todos se quieren mucho.

Obtenga más información sobre la voz pasiva.

6. Partícula de realce o improperio

El uso de «si» como partícula de resaltado es opcional. El hecho de que no se utilice no perjudica el significado de la oración.

Además del «si», el «qué» también puede actuar como una partícula de improperio.

Ambos tienen el papel de destacar; resaltar cierta información en una oración.

Ejemplos de:

  • Se rió de la broma de su hermano.
  • Se fue para no volver jamás.
  • Estabas cansado y te sentaste.
  • ¿De qué está hablando?
  • Pasaron los días y no había noticias suyas.

Comprende la diferencia entre el qué y el qué.

Funciones de la conjunción «si»

La clasificación de «si» como conjunción se subdivide en causal, condicional e integral.

1. Conjunción subordinativa causal

Como ya demuestra la clasificación, esta conjunción es indicativa de la causa.

Se usa ampliamente, pero a menudo se confunde con la conjunción subordinada condicional; el que indica condición.

Para asegurarse de que el «si» de una oración dada sea una conjunción causal subordinada, simplemente reemplácelo con «desde» o «desde».

Ejemplos de:

  • Si no tuviera dinero, no debería haber viajado.
  • Debería haber hecho el trabajo si estuviera disponible.
  • Si dice que es neutral, no debería tomar partido por nadie.
  • No debería haberse entrometido si nadie le hubiera pedido su opinión.
  • Si no lo han contactado, puede llamar a la oficina.

Tenga en cuenta que incluso cuando reemplazamos «si» con «desde» o «desde», las oraciones siguen teniendo sentido:

  • Como no tenía dinero, no debería haber viajado.
  • Debería haber hecho el trabajo una vez que estuvo disponible.
  • Como dice que es neutral, no debería tomar partido por nadie.
  • No debería haberse entrometido ya que nadie pidió su opinión.
  • Como no se han puesto en contacto con usted, puede llamar a la oficina.

2. Conjunción subordinada condicional

Como lo implica el nombre, indica la existencia de una condición para que suceda algo.

Ejemplos de:

  • Si pudiera, me habría quedado más tiempo.
  • Dijo que compraría una casa si ganaba la lotería.
  • Si pueden aprobar la prueba, comenzarán a trabajar la semana que viene.
  • Dijo que no vendrá si llueve.
  • Si me espera, puedo llevarlo.

Tenga en cuenta que en las oraciones anteriores, la cláusula con «si» indica la condición necesaria para que se lleve a cabo la acción de la otra cláusula.

3. Conjunción subordinativa integral

Bajo esta clasificación, el «si» introduce una cláusula que juega el papel de un sustantivo. Este rol es una función de «qué» y «si».

Las oraciones introducidas integrando conjunciones subordinadas funcionan como sujeto, objeto directo, objeto indirecto, predicativo, complemento nominal o adjunto a otra cláusula.

Ejemplos de:

  • Es necesario que terminen el informe. (sujeto)
  • El chequeó si ella hubiera llegado. (objeto directo)
  • estaba convencido que yo tenía razón. (objeto indirecto)
  • asegurarse que el hace el trabajo. (complemento nominal
  • Mi duda es si acepta la propuesta. (predicado)
  • Esta es mi voluntad: que seas feliz. (Apuesto)

Para complementar sus estudios, consulte también: Conjunciones subordinadas y Cláusulas subordinadas adverbiales.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario