Hidrofobia – Miedo al agua

Hidrofobia también conocido como aquaphobia, es un trastorno psicológico caracterizado por un miedo excesivo o irracional al agua. Este tipo de fobia específica lleva a los individuos hidrofóbicos a evitar cualquier viaje por vías fluviales (mar, río, lago) así como a evitar bañarse en piscinas, presas, cascadas, lagos, ríos y mares, por miedo a ahogarse. Incluso cuando el agua no representa una amenaza (como ver una piscina), se producen sentimientos de pánico, terror, ansiedad, taquicardia, sudoración, náuseas, hiperventilación (respiración rápida y profunda), temblores, en individuos hidrófobos, que pueden incluso desmayarse. Algunas víctimas de la rabia pueden incluso evitar entrar en un simple jacuzzi o incluso evitar las duchas (duchas), en casos más extremos.

Las causas de la rabia pueden estar relacionadas con un evento traumático que el individuo ha sufrido en su vida, como presenciar a alguien ahogándose y consecuentemente desarrollar un miedo al agua. Este miedo puede ser aún peor cuando la persona ve películas, lee libros o reporta casos de ahogamiento. Además, puede deberse a factores genéticos, donde el individuo tiene una mayor predisposición a desarrollar este tipo de trastorno.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Este miedo impide que los hidrofóbicos realicen actividades placenteras con la familia, como hacer excursiones por las costas para disfrutar de las playas, ir a clubes, hacer un picnic cerca de un lago, en fin, no les agrada presenciar ninguna situación en la que el agua esté involucrada por mucho que le digan que no hay peligro. Por eso el tratamiento de la enfermedad es muy importante.

La hidrofobia se puede tratar mediante psicoterapias que utilizan medios psicológicos para acabar con la fobia del paciente. La técnica de desensibilización gradual es una opción muy utilizada por los psiquiatras que exponen a los pacientes al objeto de su fobia (el agua) poco a poco, hasta que se sientan más seguros de sus miedos y posiblemente alcancen una cura. Esta técnica puede comenzar con la visualización de fotografías o dibujos de agua, mostrados lentamente hasta llegar a una etapa en la que es posible visitar una piscina o playa. Además, las hipnoterapias han sido eficaces en el tratamiento, al igual que el uso de medicamentos en casos más extremos para controlar la ansiedad.

Referencias bibliográficas:
http://www.aquabrasil.info/fear_h2o.shtml
http://www.hidrocenteracademia.com.br/web/news_tais.php?id_noticia=167
http://revistavivasaude.uol.com.br/saude-nutricao/78/imprime153382.asp
http://pt.wikipedia.org/wiki/Hydrophobia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *