Hiperemesis gravídica: causas y tratamientos

LA hiperemesis gravídica (HG) consiste en el cuadro clínico caracterizado por la presencia de náuseas y vómitos (emesis) que se presentan principalmente, pero no exclusivamente, en el primer trimestre gestacional.

Cuando las náuseas y los vómitos son frecuentes y persistentes, pueden progresar a trastornos nutricionales y metabólicos, como pérdida de peso, deshidratación y cetonuria.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Las llamadas náuseas matutinas no se pueden confundir con la hiperemesis gravídica. El primero lo experimentan aproximadamente el 70-80% de las mujeres embarazadas, mientras que el segundo, que no es muy común, es el caso extremo del primero.

La causa de la HG no se conoce con certeza. Se cree que es el resultado de un conjunto de factores, como:

  • Respuesta anormal a la gonadotropina coriónica humana;
  • Citotoxinas, sintetizadas a partir de sustancias que se encuentran en las vellosidades coriónicas, que llegan al torrente sanguíneo;
  • Deficiencia de vitamina B6;
  • Reacción gastrointestinal de etiología psicosomática.

Investigaciones recientes han demostrado una mayor participación genética, y las hijas de madres con HG tienen tres veces más probabilidades de desarrollar esta afección. Las características étnicas también parecen tener un peso considerable, ya que las mujeres occidentales tienen más HG que las asiáticas y africanas.

Además de los síntomas antes mencionados (náuseas, vómitos, pérdida de peso y desequilibrios metabólicos y nutricionales), la sintomatología implica alteración del gusto, sensibilidad cerebral al movimiento, salida más lenta de los alimentos del estómago, estrés físico y emocional durante el embarazo en el cuerpo., Subconjuntivial hemorragia, dificultad para realizar actividades de rutina y alucinaciones. Muchas mujeres también pueden experimentar intolerancia a los olores, además de sialorrea.

Cuando la HG no se trata adecuadamente, la gestante puede desarrollar insuficiencia renal, mielinólisis central pontina, coagulopatía, atrofia, síndrome de Mallory-Weiss, ictericia, desnutrición, encefalopatía de Wernicke, neumomediastino, rabdomiólisis, entre otras complicaciones.

No solo las mujeres sufren las consecuencias de la HG, sino también el feto. Cuando la gestante gana menos de 7 kg durante el período gestacional, el feto puede nacer más pequeño y con peso reducido para la edad gestacional, además de poder nacer antes del período ideal.

El diagnóstico de HG se alcanza a través del cuadro clínico que presenta el paciente.

Debido a la posibilidad de deshidratación severa, así como a otras complicaciones, la HG se trata como una emergencia médica. El tratamiento para esta afección incluye el uso de antieméticos y rehidratación intravenosa. El caso de gestantes que no respondan a formas terapéuticas previas debe recibir soporte nutricional.

Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Hiper%C3%AAmese_grav%C3%ADdica
http://www.gestantes.net/hiperemese-gravidica/
http://brasil.babycenter.com/pregnancy/complicacoes/hiperemese/
http://revistacrescer.globo.com/Revista/Crescer/0,,EMI1891-10566,00.html
http://www.consultormedico.com/consultar-doencas/outras/hiperemese-gravidica.html

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico realizado por un profesional calificado. Los autores de este sitio están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *