Historia de la música –

|Estás en: Home » Historia » Historia de la música –

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Podemos decir eso «Canción”Es el arte de combinar sonidos y silencio. Si nos detenemos a notar los sonidos que nos rodean, concluiremos que la música es una parte integral de nuestra vida, es nuestra creación cuando cantamos, golpeamos o encendemos una radio o TV. Hoy en día, la música está presente en todos los medios, porque es un lenguaje de comunicación universal, se utiliza como una forma de «sensibilizar» al otro a una causa de terceros, sin embargo esta causa variará según la intención de quienes pretendan, es vender un producto, ayudar a otros, con fines religiosos, protestar, intensificar noticias, etc.

La música existe y siempre ha existido como una producción cultural, porque según los estudios científicos, desde que los seres humanos comenzaron a organizarse en tribus primitivas en África, la música fue una parte integral de la vida cotidiana de estas personas. Se cree que la música apareció hace 50.000 años, donde se hicieron las primeras manifestaciones en el continente africano, expandiéndose por el mundo con la dispersión de la raza humana por todo el planeta. La música, cuando se produce y / o reproduce, está directamente influenciada por la organización sociocultural y económica local, contando también con las características climáticas y el acceso tecnológico que implican toda la relación con el lenguaje musical. La música tiene la capacidad estética de traducir los sentimientos, actitudes y valores culturales de un pueblo o nación. La música es un idioma local y global.

En la prehistoria el ser humano ya producía una forma de música que para él era fundamental, porque su producción cultural consistente en utensilios para ser usados ​​en el día a día no le alcanzaba, fue en el arte donde el ser humano encontró un campo fértil para proyectar su deseos, miedos y otras sensaciones que eluden la razón. Diferentes fuentes arqueológicas, en pinturas, grabados y esculturas, presentan imágenes de músicos, instrumentos y bailarines en acción, sin embargo se desconoce la forma en que se produjeron estos instrumentos musicales.

De las grandes civilizaciones del mundo antiguo, se encontraron rastros de la existencia de instrumentos musicales en diferentes formas de documentos. Los sumerios, que tuvieron su apogeo cultural en la cuenca mesopotámica miles de años antes de Cristo, utilizaron himnos e himnos y cánticos en su liturgia, influyendo en las culturas babilónica, caldea y judía, que más tarde se asentaron en esa región.

La cultura egipcia, alrededor de 4.000 años antes de Cristo, alcanzó un alto nivel de expresión musical, ya que era un territorio que conservaba la agricultura y esta costumbre dio lugar a ceremonias religiosas, donde la gente golpeaba especies de discos y palos entre sí, usaba arpas, percusión, diferentes formas de flautas y también cantaba. Los sacerdotes formaban coros para los rituales sagrados en los grandes templos. Era costumbre militar usar trompetas y tambores para ceremonias oficiales.

En Asia, en el 3000 a. C., la música se desarrolló expresivamente en las culturas china e india. Los chinos creían en el poder mágico de la música, como fiel espejo del orden universal. La “cítara” fue el instrumento más utilizado por los músicos chinos, estaba formada por un juego de flautas y percusión. La música china utiliza una escala pentatónica (cinco sonidos). En la India, alrededor de 800 años antes de Cristo, la música se consideraba extremadamente vital. Tenían música sistematizada en tonos y semitonos, y no usaban notas musicales, cuyo sistema se llamaba “ragas”, lo que le permitía al músico usar una nota y exigía omitir otra.

La teoría de la música solo comenzó a elaborarse en el siglo V a. C., en la Antigüedad clásica. Son pocas las piezas musicales que aún existen de este período, y la mayoría son griegas. En Grecia la representación musical se hacía con letras del alfabeto, formando “tetracordes” (cuatro sonidos) con estas letras. Fueron los filósofos griegos quienes crearon la teoría más elaborada del lenguaje musical en la antigüedad. Pitágoras creía que la música y las matemáticas formaban la clave de los secretos del mundo, que el universo cantaba, justificando la importancia de la música en la danza, la tragedia y los cultos griegos.

Es de conocimiento histórico que los romanos se apropiaron de la mayoría de las teorías y técnicas artísticas griegas y en el ámbito de la música no es diferente, pero nos dejaron con un instrumento llamado “trompeta recta”, al que llamaron “tuba”. El uso de «hydraulis», el primer órgano cuyos tubos fueron presionados por el agua, fue frecuente.

Hoy en día es posible dividir la historia de la música en períodos específicos, especialmente cuando pretendemos abordar la historia de la música occidental, pero debe quedar claro que este proceso de fragmentación de la historia no es tan simple, como la transición de un período a otro. el siguiente es gradual, lento y superpuesto. Alrededor del siglo V, la Iglesia Católica comenzó a dominar Europa, invirtiendo en las «Santas Cruzadas» y otras medidas, que luego llamaron la «Edad de las Tinieblas» (primer período de la Edad Media) su período de poder.

La Iglesia, durante la Edad Media, dictaba las reglas culturales, sociales y políticas de toda Europa, interfiriendo así en la producción musical de ese momento. La música «monofónica» (que tiene una sola línea melódica), sagrada o profana, es la más antigua que conocemos, se llama «Cantochão», pero la música utilizada en las ceremonias católicas era «canto gregoriano». El canto gregoriano se creó antes del nacimiento de Jesucristo, ya que se cantaba en sinagogas y países de Oriente Medio. Alrededor del siglo VI la Iglesia cristiana hizo del canto gregoriano un elemento esencial para el culto. El nombre es un homenaje al Papa Gregorio I (540-604), quien hizo una colección de piezas cantadas y las publicó en dos libros: Antiphonarium y Graduale Romanum. En el siglo IX comienzan a desarrollarse los “Organum”, que son las primeras canciones polifónicas con dos o más líneas melódicas. Posteriormente, en el siglo XII, un grupo de compositores de la Escuela de Notre Dame reelaboró ​​nuevas partituras de Organum, y nos llegaron los nombres de dos compositores: Léonin y Pérotin. También inició la “Schola Cantorum” que dio gran desarrollo al canto gregoriano.

La música renacentista se remonta al siglo XIV, un período en el que los artistas pretendían componer música más universal, buscando distanciarse de las prácticas de la iglesia. Había un encanto por el sonido polifónico, por la posibilidad de variación melódica. La polifonía valoró la técnica que se desarrolló y perfeccionó, característica del Renacimiento. En este período aparecen las siguientes canciones vocales profanas: la “frótola”, la alemana “Lied”, la Villancico ”y la italiana“ Madrigal ”. Madrigal es una forma de composición que tiene una canción para cada frase del texto, utilizando contrapunto e imitación.

Los compositores escribieron madrigales en su propio idioma, en lugar de usar latín. El madrigal debe ser cantado por dos, tres o cuatro personas. Uno de los más grandes compositores del madrigal isabelino fue Thomas Weelkes.

Después de la música renacentista, en el siglo XVII, surge la “Música Barroca” y tiene su esplendor a lo largo del siglo XVIII. Era una canción con contenido dramático y muy elaborada. Durante este período, fue emergiendo la ópera musical. En Francia, los principales compositores de ópera fueron Lully, que trabajó para Luis XIV, y Rameau. En Italia, el compositor “Antonio Vivaldi” alcanza su apogeo con sus obras barrocas, y en Inglaterra, “Haëndel” compone varios géneros musicales, dedicándose aún más a los “oratorios” con brillantez. En Alemania, “Johann Sebastian Bach” se convierte en el máximo representante de la música barroca.

La “música clásica” es el estilo posterior al barroco. El término «clásico» se deriva del latín «classicus», que significa ciudadano de la clase más alta. Este período de la música está marcado por las composiciones de Haydn, Mozart y Beethoven (en sus composiciones iniciales). En este momento hay varias novedades, como la orquesta que toma forma y comienza a ser valorada. Las composiciones para instrumentos, por primera vez en la historia de la música, cobran más importancia que las composiciones para cantar, con la aparición de la “música para piano”. La “Sonata”, que proviene del verbo sonare (sonar), es una obra en varios movimientos para uno o dos instrumentos. La «Sinfonía» significa sonar juntos, una especie de sonata para orquesta. La sinfonía clásica se divide en movimientos. Los músicos que perfeccionaron y enriquecieron la sinfonía clásica fueron Haydn y Mozart. El “Concierto” es otra forma de composición que surgió en el período clásico, presenta una especie de lucha entre el solo instrumental y la orquesta. En el período clásico de la música, los más grandes compositores de ópera fueron Gluck y Mozart.

Mientras que los compositores clásicos buscaban un equilibrio entre la estructura formal y la expresividad, los compositores del “romanticismo” buscan una mayor libertad en la estructura de la forma y la concepción musical, valorando la intensidad y el vigor de la emoción, revelando los pensamientos y sentimientos más profundos. Es en este período que la emoción humana se manifiesta de forma extrema. El romanticismo comienza con la figura de Beethoven y pasa por compositores como Chopin, Schumann, Wagner, Verdi, Tchaikovsky, R. Strauss, entre otros. El romanticismo dio sus frutos en la música, como el “Nacionalismo” musical, un estilo en el que los compositores buscaban expresar los sentimientos de su pueblo de diferentes formas, estudiando la cultura popular de su país y disfrutando de la música folclórica en sus composiciones. El vals de estilo vienés de Johann Strauss es un ejemplo típico de música nacionalista.

El siglo XX está marcado por una serie de nuevas tendencias y técnicas musicales, sin embargo es imprudente etiquetar creaciones que aún están en proceso. Sin embargo, a lo largo del siglo XX ya se han establecido algunas tendencias y técnicas importantes. Ellos son: Impresionismo, Nacionalismo del siglo XX, Influencias del Jazz, Politonalidad, Atonalidad, Expresionismo, Puntillismo, Serialismo, Neoclasicismo, Microtonalidad, Música concreta, Música electrónica, Serialismo total y Música aleatoria. Por no hablar de la especificidad de cada cultura. También están los músicos que crearon un estilo característico y personal, sin insertarse en clasificaciones o rótulos, dejando solo el adicional “tradicionalista”.

Fuentes
BENNETT, Roy. Breve historia de la música. Río de Janeiro: Zahar, 1986.
COLL, César, TEBEROSKY, Ana. Aprendiendo arte. São Paulo: Ática, 2000.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario