Blog

Huevos de la familia Taeniidae: estructura, composición y eclosión.

admin 5 Views abril 24, 2021 0
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

huevos tiernos son indistinguibles en microscopía óptica. Tienen forma de huevo y elípticas. Su capa más externa es delicada y contiene algunas pequeñas células vitelinas que se extraen del huevo antes de ser expulsadas de la proglótida. Dentro de la membrana exterior se encuentra el embrióforo, que es una estructura protectora gruesa compuesta por bloques en forma de polígono. En los huevos de T. hydatigena, T. ovis y T. pisiformis la composición química del embrióforo es un tipo de proteína queratinizada. Una sustancia de cementación mantiene juntos estos bloques, éste es susceptible a las enzimas proteolíticas en el intestino delgado. Dentro de los bloques de embrioforos hay una capa granular y entre ella y la oncosfera, hay una membrana oncosferal.

La oncosfera está contenida dentro de un epitelio sincitial y su superficie exterior se lanza en varias proyecciones filamentosas. El complejo muscular está unido a la lámina basal que se encuentra debajo del epitelio y al cuello y la base de los ganchos, mientras que las bandas de músculos somáticos rodean la oncosfera debajo de la lámina basal.

La estructura que puede ocupar al menos un tercio del volumen de una oncosfera recién nacida es una glándula penetrante. Las glándulas de la oncosfera de diferentes especies de ciclofílicos tienen una estructura similar, pero varían en pocos detalles. La glándula se abre al sincitio a través del epitelio a través de conductos conducidos desde el vértice de cada lóbulo. Se desconoce el motivo de la existencia de las glándulas y algunos autores sugieren que los gránulos que contienen pueden ser de diferentes tipos y tener más de una función, como estar relacionado con la penetración en el tejido del huésped o la activación de la oncosfera. .

[elementor-template id="184764"]

Los huevos tiernos eclosionan y el embrión se activa en respuesta al entorno químico del estómago y el intestino delgado del huésped. El proceso consta de dos fases: la desintegración del embrióforo y la activación del embrión por la membrana oncosferal. La desintegración del embrióforo se produce principalmente por la disolución de la cementación que une los bloques de queratina. Varias especies de huevos tánidos se han incubado in vitro y simulan como si estuvieran en el estómago y el intestino delgado. La susceptibilidad de disolver la sustancia cementada varía y dependerá de la enzima proteolítica utilizada.

FUENTE:
Mastica, MKW. Observaciones ultraestructurales de la oncosfera y estructuras asociadas. J. Helminthol. 57, 101-113, 1983.
Coman, BI y Rickard, MD La ubicación de Taenia pisiformis, Taenia ovis y Taenia hydatigena en el intestino del perro y sus efectos sobre la contaminación ambiental neta con óvulos. Zeitschriftfur Parasitenkunde c. 47, n. 4, p. 237-248, 1975.
Fairweather, I. y Threadgold, LT Hymenolepis nana: la estructura fina de la ‘glándula de penetración’ y las células nerviosas dentro de la oncosfera. Parasitología v. 82, pág. 445-458, 1981.

Archivado en: Platelmintos
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.