Kaizen – mejora continua – Administración

|Estás en: Blog Filosofía Kaizen – mejora continua – Administración

kaizen es una palabra de origen japonés que significa “cambio para mejor”. Consiste en una filosofía que busca la mejora constante. Su aplicación se puede extender a todos los niveles y grupos sociales. En administración, kaizen es una herramienta de gestión. A través de él, las empresas buscan la mejora continua, mediante la identificación de puntos que se pueden mejorar. Estos puntos se pueden encontrar en toda la organización: en sus procesos de producción, métodos, productos, procedimientos, reglas, etc. Por tanto, se requiere la participación de todos los empleados.

Es interesante notar que kaizen no es un indicador de desempeño que mida el porcentaje o los niveles de mejora. Más bien, debe verse como un recurso que señala cómo deben realizarse las acciones de mejora, así como su ejecución.

La adopción exitosa de Kaizen depende mucho de la cultura organizacional, ya que esta herramienta tiene un énfasis directo en el empleado. Es muy importante que los empleados y demás colaboradores tengan espacio para expresar sus opiniones sobre qué se debe mejorar en la empresa y también sus ideas sobre cómo hacerlo.

La implementación de kaizen comienza con la identificación de un problema que se puede descubrir a través de quejas, gráficos, indicadores, tablas u otros. Es importante señalar que, en este primer paso, podemos identificar tanto un problema establecido como un problema potencial. En este último caso, la acción se considerará preventiva.

Una vez que se detecta el problema, o el problema potencial, debe comenzar a investigar su causa raíz, sin dejar ninguna variable fuera. Por tanto, es necesario comprobar si está en la materia prima, en la mano de obra, en los procesos, en la maquinaria u otra fuente.

Descubrimiento de la (s) causa (s), comienza a buscar posibles mejoras. Éstos pueden implicar tanto el mantenimiento, cuando sea necesario para asegurar el cumplimiento efectivo de los estándares implementados, como la mejora, cuando sea necesario incrementar los niveles de los estándares establecidos.

Kaizen puede generar varios beneficios para la organización. Entre ellos, cabe mencionar:

  • Mejor calidad de producto;
  • Reducción de desperdicios;
  • Mayores niveles de productividad;
  • Mejora de los procesos productivos;
  • Mejor formación y participación de los empleados;
  • Adaptación de métodos de trabajo;

Kaizen se basa en algunos principios:

  • Fomentar la generación de ideas de mejora para la mejora continua;
  • El reconocimiento de que la mejora siempre es posible;
  • La búsqueda de la resolución de problemas;
  • La adopción de equipos multifuncionales;
  • Implementación de rutinas que verifiquen la necesidad de mejoras;
  • Formación de empleados.

Estos principios se basan en nueve ideas básicas.

  1. No se conforme con los mismos viejos paradigmas;
  2. No censures las ideas por no ser perfectas. Es mejor pensar en cómo se puede hacer algo que buscar justificaciones para no hacerlo;
  3. Realice buenas ideas de inmediato para que las mejoras lleguen antes;
  4. En lugar de esperar a que aparezca la idea perfecta, dé preferencia a la ejecución inmediata y así coseche las recompensas de inmediato, incluso si no representa una ganancia del 100%.
  5. Actuar con rapidez y prontitud, corrigiendo los errores inmediatamente en el acto;
  6. Enfrentar las dificultades como desafíos;
  7. Encontrar la solución perfecta es posible cuando se descubren las causas reales de un problema;
  8. No basta con implementar una idea. Tienes que probarlo y luego validarlo.
  9. Las mejoras son infinitas porque siempre hay algo que se puede mejorar.

Kaizen trajo muchos beneficios: líneas de producción más confiables, mejor tiempo de respuesta en casos de emergencia, reducción de errores médicos, entre otros. Sin embargo, tiene limitaciones. Para aquellos que buscan innovaciones o cambios revolucionarios, esta puede no ser la mejor herramienta. Kaizen busca la mejora gradual y continua. Sin embargo, nada impide que una organización adopte Kaizen y, al mismo tiempo, invierta en innovaciones.

Referencias bibliográficas:

COSTA JUNIOR, Eudes Luiz. Gestión en Procesos Productivos.1.ed. Curitiba: InterSaberes, 2012.

HURSON, Tim. Piensa mejor: una guía pionera para el pensamiento productivo. São Paulo: DVS Editora, 2008.

Deja un comentario