Los líderes del programa de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA lanzan medidas para combatir la discriminación en los servicios de salud

|Estás en: Home » Definición » Los líderes del programa de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA lanzan medidas para combatir la discriminación en los servicios de salud

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

El 41º Plenario de la Junta de Coordinación del Programa Conjunto de las Naciones Unidas (ONU) sobre el VIH / SIDA (ONUSIDA), se llevó a cabo del 12 al 14 de diciembre en Ginebra – Suiza. El encuentro reunió a administradores e investigadores con el objetivo de discutir y buscar estrategias para combatir la discriminación en los servicios de salud.

Los prejuicios en los establecimientos de salud se consideran actualmente uno de los principales obstáculos para erradicar la epidemia en 2.030. Cuando los profesionales de la salud actúan por motivos discriminatorios, negando o descuidando el acceso a los servicios, ya sea tratamiento, atención y otros procedimientos, además de lesionar los derechos humanos, también tiene un impacto en la sociedad en su conjunto, contribuyendo a la falta de prevención y permanencia de la epidemia en el mundo.

Según los expertos, la discriminación también impide que las personas busquen atención médica por miedo y miedo a sufrir prejuicios y falta de confidencialidad. Las personas que viven en lugares donde no pueden o no tienen acceso a los servicios de salud tienen más probabilidades de pasar sin la prueba o el tratamiento del VIH.

Durante el encuentro se discutieron otros aspectos del tema. En esa ocasión, los participantes de la Junta de ONUSIDA establecieron algunas estrategias a aplicar para reducir la discriminación en los servicios de salud:

  • Los programas y otras iniciativas para eliminar la discriminación en los servicios de salud deben basarse en pruebas, es decir, la discriminación debe ser, monitoreada, medida y rastreada; Evaluar tanto las experiencias de los usuarios de los servicios, como las actitudes y prácticas de los profesionales en el campo; Monitorear la existencia e implementación de políticas no discriminatorias a nivel nacional, local y dentro de los establecimientos de salud.
  • Los países deben brindar educación a los profesionales de la salud antes y durante el trabajo, permitiendo así que los profesionales desarrollen competencias en el área de derechos humanos, igualdad de género, fortaleciendo la comprensión de la ética médica, derechos de los trabajadores, desempeño y responsabilidad en la discriminación.
  • Los países deben revisar y fortalecer leyes que prohíban la discriminación en los servicios de salud, que garanticen el suministro de medicamentos a las personas cuyos derechos han sido violados y que los responsables sean sancionados por sus acciones. La aplicación de leyes y políticas públicas se contempla como parte de la solución, sin embargo, los Estados también deben implementar medidas para proteger a las personas que viven con el VIH.
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

diecinueve − dos =