no alineación –

|Estás en: Blog Curiosidades no alineación –

Ver en PDFimage_printImprimir
Conferencia de Países No Alineados, Belgrado, 1989
Conferencia de Países No Alineados, Belgrado, 1989

Política de neutralidad frente a los dos bloques enfrentados, Occidental o Comunista, observada durante la Guerra Fría por ciertos Estados del Tercer Mundo. (Sinónimo: no compromiso).

La Conferencia de Belgrado (septiembre de 1961)

La primera conferencia de países no alineados es la de Belgrado (septiembre de 1961). Participan 25 países. Para sus impulsores, Tito, Nehru, Nasser, el no alineamiento permite sacar a los países del Tercer Mundo del enfrentamiento de los dos bloques.

Se definen cinco criterios para la admisión al grupo:

– apoyar los movimientos de liberación nacional;

– no pertenecer a ninguna alianza militar;

– no celebrar ninguna alianza bilateral con otra potencia;

– rechazar el establecimiento en el territorio de bases militares extranjeras (se hace una excepción para Chipre, que alberga una base británica).

Para obtener más información, consulte el artículo. guerra Fría.

La Conferencia de El Cairo (octubre de 1964)

La segunda conferencia, la de El Cairo, estuvo marcada por la entrada masiva de nuevos estados africanos independientes, otros representados por movimientos de liberación. Por tanto, los criterios de admisión deben aplicarse de forma flexible. De lo contrario, de hecho, la mayoría de los países del África negra – vinculados por acuerdos con Gran Bretaña o Francia – o ciertos estados que albergan bases estadounidenses serían rechazados. Participan cuarenta y seis países; otros diez enviaron observadores.

Para obtener más información, consulte el artículo. África negra.

La conferencia de Lusaka (septiembre de 1970)

54 participantes, 9 países observadores y muchos movimientos de liberación invitados asistieron a la conferencia de Lusaka (septiembre de 1970). El movimiento se radicaliza, de modo que los cancilleres reunidos en Georgetown en 1972 pueden darle estructuras como el Comité Permanente -cuya sede está en Nueva York- y que divide los diferentes sectores de acción entre los países coordinadores.

La conferencia de Argel (septiembre de 1973)

La conferencia de Argel se caracteriza por la entrada de un gran número de países latinoamericanos. En total asistieron ciento cinco delegaciones. La controversia sobre la alguna vez privilegiada relación entre Moscú y el Tercer Mundo domina esta conferencia y crea una brecha. La mayoría de los participantes, sin negar la división entre países socialistas y capitalistas, consideran que los dos campos opuestos en el mundo son ahora el de los países pobres y el de los países ricos, incluida la URSS. El verdadero criterio de admisión al movimiento, el de pertenecer al mundo subdesarrollado, refleja este nuevo estado de ánimo.

Al mismo tiempo, la conferencia de Argel afirma una doble voluntad: la consolidación de la adquisición de la independencia nacional, pero, sobre todo, la consolidación de la independencia cultural y la independencia económica.

Para obtener más información, consulte los artículos. América Latina, tercer mundo.

Las conferencias de Colombo (1976) y La Habana (1979)

Las conferencias de Colombo (1976) y La Habana (1979) profundizaron en estos temas, enfatizando la necesidad de un nuevo orden internacional, económico y cultural.

La Conferencia de Nueva Delhi (marzo de 1983)

La conferencia de Nueva Delhi se centra en Camboya, la guerra en Irak e Irán, Afganistán, Chad y el diálogo Norte-Sur.

Para obtener más información, consulte el artículo. Guerra Irán-Irak.

La Conferencia de Harare (agosto de 1986)

En el centro de las discusiones en la conferencia de Harare están las cuestiones del desarme, la deuda y el conflicto del Golfo.

Para obtener más información, consulte el artículo. guerra del Golfo.

La Conferencia de Belgrado (septiembre de 1989)

La conferencia de Belgrado (septiembre de 1989) examina principalmente los problemas económicos y, en particular, los equilibrios Norte-Sur.

La Conferencia de Yakarta (septiembre de 1992)

La orientación más moderada y pragmática del movimiento, que ya se sintió en la cumbre de Belgrado (septiembre de 1989), se confirmó en la décima cumbre en Yakarta (septiembre de 1992). Superando una grave crisis de identidad, tras la desintegración de la URSS y el fin de un orden mundial bipolar sometido a la Guerra Fría, el movimiento no alineado (también sacudido por la crisis yugoslava) se esfuerza por redefinir su papel y sus objetivos.

Para obtener más información, consulte los artículos. Unión Soviética, Yugoslavia.

La cumbre de Cartagena (octubre de 1995)

En su undécima cumbre, el movimiento no alineado reúne a 113 estados.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario