Ojo humano: anatomía y cómo funciona

|Estás en: Blog Anatomía Ojo humano: anatomía y cómo funciona

Ver en PDFimage_printImprimir

Los ojos son los órganos responsables de la visión de los animales. El ojo humano es un sistema óptico complejo capaz de distinguir hasta 10.000 colores.

Los ojos tienen como principales funciones la visión, la nutrición y la protección.

Al recibir la luz, los ojos la convierten en impulsos eléctricos que se envían al cerebro, desde donde se procesan las imágenes que vemos.

Las lágrimas, producidas por las glándulas lagrimales, protegen los ojos del polvo y cuerpos extraños. Parpadear también ayuda a mantener el ojo hidratado y limpio.

Ni siquiera las cámaras más modernas se acercan a la complejidad y perfección de los ojos a la hora de capturar imágenes.

Anatomía e histología de los ojos

Los ojos tienen forma de esfera de 24 mm de diámetro, 75 mm de circunferencia, 6,5 cm3 volumen y peso de 7,5 g. Están protegidos en cavidades óseas en el cráneo llamadas órbitas y por los párpados.

Así, quedan protegidos de lesiones y los párpados evitan que entre suciedad. La ceja también dificulta que el sudor entre en los ojos.

Histológicamente, los ojos están formados por tres capas o túnicas: externa, media e interna.

Componentes del ojo humano

Ojo humano
Estructuras del ojo humano

Los principales componentes del ojo son:

  • Esclerótico: es una membrana fibrosa que protege el globo ocular, siendo comúnmente llamado el «blanco de los ojos». Está cubierto por una membrana mucosa, fina y transparente, llamada conjuntiva.
  • Córnea: es la parte transparente del ojo, formada por una membrana fina y resistente. Su función es la transmisión de luz, refracción y protección del sistema óptico.
  • Coroides: es una membrana rica en vasos sanguíneos, responsable de la nutrición del globo ocular.
  • Cuerpo ciliar: tiene la función de secretar el humor acuoso y contiene la musculatura lisa encargada de la acomodación del cristalino.
  • Iris: es un disco de diversos colores e involucra a la pupila, una porción central que controla la entrada de luz en el ojo.
  • Retina: la parte más interna e importante del ojo. La retina tiene millones de fotorreceptores, que envían señales a través del nervio óptico al cerebro, donde se procesan para crear una imagen.
  • Cristalino o lente: es un disco transparente ubicado detrás del iris con la función de realizar la acomodación visual, ya que puede cambiar su forma para garantizar el enfoque de la imagen.
  • Humor acuoso: líquido transparente ubicado entre la córnea y el cristalino con la función de nutrir estas estructuras y regular la presión interna del ojo.
  • Humor vítreo: líquido que ocupa el espacio entre el cristalino y la retina.

Hay dos tipos de fotorreceptores en el ojo humano: conos y bastones. Los conos permiten la visión del color, mientras que los bastones se utilizan para la visión oscura en blanco y negro.

Detrás del ojo está el nervio óptico, responsable de conducir los impulsos eléctricos al cerebro para su interpretación.

¿Cómo funcionan los ojos?

Formación de imágenes en el ojo humano.
Formación de imágenes en el ojo humano.

Inicialmente, la luz atraviesa la córnea y llega al iris, donde la pupila controla la intensidad de la luz que recibe el ojo. Cuanto mayor es la apertura de la pupila, mayor es la cantidad de luz que entra en los ojos.

La imagen luego llega al cristalino, una estructura flexible que acomoda y enfoca la imagen en la retina.

En la retina hay varias células fotorreceptoras que, mediante una reacción química, transforman las ondas de luz en impulsos eléctricos. Desde allí, el nervio óptico los conduce al cerebro, donde se produce la interpretación de la imagen.

Es de destacar que en el cristalino la imagen sufre refracción, por lo que se forma una imagen invertida en la retina. Es en el cerebro donde se produce el posicionamiento correcto.

El color de los ojos humanos.

El color de ojos se determina a través de la herencia genética poligénica, es decir, existe la acción de varios genes para definir esta característica.

Entonces, es la cantidad y los tipos de pigmentos que existen en el iris lo que determinará el color de ojos de una persona.

A su vez, el color del iris no es uniforme, consta de dos círculos, el exterior, por regla general más oscuro que el interior, y entre los dos, una zona intermedia clara. Viene en cuatro colores principales: marrón, verde, azul y gris.

En el centro del iris está la pupila, que consiste en un pequeño círculo que cambia de tamaño según la intensidad de la luz del entorno.

Alumno
La pupila cambia de tamaño según la intensidad de luz que recibe

Enfermedades de los ojos

Algunas enfermedades pueden afectar los ojos. Los principales son:

  • Alergia ocular: es una inflamación de los ojos provocada por el contacto con una determinada sustancia. La alergia más común es la conjuntivitis alérgica.
  • Astigmatismo: ocurre cuando la córnea tiene un cambio en los ejes de su curvatura, lo que resulta en visión borrosa.
  • Blefaritis: Inflamación frecuente y persistente de los párpados.
  • Catarata: opacidad total o parcial del cristalino que produce visión borrosa y colores difuminados.
  • Conjuntivitis: inflamación de la conjuntiva.
  • Estrabismo: desviación ocular por pérdida de la correspondencia retiniana normal en un ojo, con pérdida de alineación.
  • Hipermetropía: formación de la imagen visual detrás de la retina.
  • Miopía: error de refracción que afecta a la visión de lejos.
  • Terçolho: es la infección de una pequeña glándula palpebral, suele formar un bulto pequeño, palpable, doloroso y enrojecido.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario