Patrulla ideológica – cuál es, origen, ejemplos de patrullaje ideológico

Se les llama patrullas ideologicas la organización de personas o grupos que, compartiendo una misma orientación ideológica, actúan para preservar esta línea teórica frente a otras formas de crítica o revisión de la ideología defendida. Se caracteriza, por tanto, como un tipo de orientación purista, defendiendo una interpretación dogmática de la corriente de pensamiento profesada y atacando orientaciones divergentes de la posición que se defiende. Hay múltiples formas de ejercer la patrulla ideológica, pero comparten el objetivo de exponer públicamente la posición de quienes se critican a sí mismos como corruptos, falsos o simplemente absurdos.

El término se hizo conocido en el debate cultural y político brasileño de la década de 1970, habiendo sido utilizado por primera vez por el cineasta Cacá Diegues, quien al recibir críticas políticas de sus películas, utilizó la expresión para denunciar una persecución que sufrió por no respondiendo a las pautas de la izquierda hegemónica de la época. Así, quise resaltar una forma de presión cultural que se ejercía en nombre de una ideología supuestamente pura, o, en otras palabras, en nombre de cierta interpretación de la ideología que se pretendía ser la más correcta. En este caso, también aparece un dilema fundamental en esta polémica: el desajuste entre las orientaciones teóricas de una línea ideológica y los procesos de transformación más complejos y diversos por los que atraviesa una sociedad. Otro cineasta importante que enfrentó problemas con el patrullaje ideológico en ese momento fue Glauber Rocha, especialmente luego de la publicación de un artículo en el que argumentó que la restauración de la democracia en Brasil tendría que contar con el apoyo de militares progresistas, quienes para las fuerzas del campo hegemónico frente a la Dictadura Militar fue visto como un sacrilegio.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Sin embargo, es importante hacer una distinción metodológica: si bien la patrulla ideológica tiene un carácter no institucional, es decir, se centra en el debate cultural en el espacio público, se diferencia de la persecución política precisamente porque no es practicada por miembros de un gobierno en Brasil, es decir, por agentes públicos con poder coercitivo de facto. Así, también se puede decir que la patrulla ideológica tiene como objetivo influir en la opinión pública y la sociedad civil, mientras que la persecución política tiene como objetivo perseguir y degradar los derechos políticos básicos y las prerrogativas de los opositores a un régimen político determinado.

Pero si en Brasil el término nace en el campo de la izquierda hegemónica, especialmente por militantes vinculados al Partido Comunista Brasileño, entonces la intensificación del debate público colocó el concepto también en el repertorio de acusación de las corrientes de derecha. Sin embargo, para estos grupos conservadores la patrulla se vuelve contra lo que denominan “políticamente correcto”, que puede entenderse como la postura, acción o discurso que se preocupa por no ofender ni estigmatizar a los grupos socialmente desfavorecidos. Así, estos grupos de derecha afirman que hay una patrulla ideológica de la izquierda en términos de enmarcar los discursos y posiciones que se apartan de ella en la discusión pública como políticamente incorrectos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que lo que se considera políticamente correcto no es más que la afirmación de los derechos básicos de la persona, como la dignidad, la igualdad y la libertad de autodeterminación. Asimismo, una opinión racista, homofóbica o sexista no es solo una opinión diferente: es un comportamiento delictivo que debe combatirse en gran medida.

Fuentes:

PEREIRA, Carlos Alberto M.; HOLLANDA, Heloísa Buarque de,. Patrullas ideológicas. São Paulo: Editora Brasiliense, 1980.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *