Personificación

|Estás en: Home » Definición » Personificación

Ver en PDFimage_printImprimir

Personificación o prosopopeia es una figura retórica que constituye la acción de conferir a los artefactos desprovistos de energía vital oa los animales emociones o actos inherentes al Hombre. Esto implica dar un afecto, por ejemplo, a algo que nunca podrá expresar un sentimiento, pero ese ser podrá indicar una determinada emocionalidad a un humano.

Así, si un autor dice que el cielo lloraba, puede estar transmitiendo un sentimiento de tristeza al lector. O si tiene una fuente de risa, está tratando de transmitir un sentimiento de felicidad. En las narrativas protagonizadas por animales, la personificación adquiere un significado alegórico.

En ellos, la concesión de ciertos rasgos del Hombre a entidades privadas de la Razón observa unas normas, las cuales se estipulan previamente según los parámetros vigentes en el entorno sociocultural en el que vive el escritor. De esta forma los gatos llevan botas y realizan el viaje del héroe; los leones se sacrifican por otros animales; los zorros revelan una profunda astucia, etc.

Esta figura retórica es un recurso muy utilizado por los autores de literatura infantil, ya que les da amplia libertad para sumergirse en los recovecos más profundos de la imaginación, algo que la ficción creada para el público adulto casi nunca permite. Aun así, algunos escritores de este género cultivan el realismo mágico, especialmente en América Latina.

Otros autores, como Jorge Amado y Luis Sepúlveda, compusieron relatos como O Gato Malhado y Andorinha Sinhá e Historia de una gaviota y el gato que le enseñó a volar. Estas obras actúan como fábulas de la época contemporánea y así abolir los límites entre lo que se considera producción literaria para adultos y literatura para niños.

A continuación se muestra un poema del minero Carlos Drummond de Andrade. En él está presente la personificación.

Congreso Internacional del Miedo

No cantaremos provisionalmente sobre el amor,
que se refugió más abajo del subsuelo.
Cantaremos el miedo, que esteriliza los abrazos,
no cantaremos el odio, porque no existe,
solo hay miedo, nuestro padre y nuestro compañero.

En el último verso de este fragmento de la poesía de Drummond, el miedo, un sentimiento, se convierte en figura paterna y se ve como un compañero, virtudes sólo conferidas al Hombre.

La personificación se utiliza para atribuir sensaciones, sentimientos, comportamientos, características y / o cualidades esencialmente humanas (seres animados) a objetos inanimados o seres irracionales, por ejemplo:

El día despertó contento.

Según el ejemplo, la característica de «despertar feliz» es una característica humana, que, en este caso, se atribuye al día (sustantivo inanimado).

Tenga en cuenta que la personificación también puede atribuir cualidades de seres animados a otros seres animados, por ejemplo:

El perro sonrió al dueño.

Ejemplos de personificación

A continuación se muestran algunos ejemplos en los que se emplea la personificación:

  1. O el dia desperté feliz es el sonríe sonríe para mi.
  2. O viento silbaba esta mañana cuando el cielo lloraba.
  3. Esa noche, luna besada el cielo.
  4. Después de la erupción del volcán, el fuego bailado entre las casas.

En los ejemplos anteriores, notamos el uso de personificación, ya que las características de los seres animados (que tienen alma, vida) se atribuyen a seres inanimados (sin vida).

Nótese que los verbos ligados a sustantivos inanimados (día, sol, viento, fuego y luna) son características del ser humano: despertarse, sonreír, silbar, llorar y besar.

Figuras del lenguaje

Las figuras retóricas son recursos estilísticos muy utilizados en los textos literarios, por lo que el enunciador (emisor, autor) pretende dar más énfasis a su discurso.

Así, utiliza las palabras en sentido connotativo, es decir, en sentido figurado, en detrimento del sentido real atribuido a la palabra, el sentido denotativo.

Las figuras retóricas se clasifican en:

  • Imágenes de palabras: metáfora, metonimia, comparación, cataclisis, sinestesia y antonomásia.
  • Figuras de pensamiento: ironía, antítesis, paradoja, eufemismo, litote, hipérbole, gradación, personificación y apóstrofe.
  • Figuras de sintaxis: elipse, zeugma, silepse, asyndeto, polysyndeto, anaphor, pleonasm, anacolute e hiperbate.
  • Figuras de sonido: aliteración, asonancia, onomatopeya y paranomásia.

Curiosidad

La palabra personificación, derivada del verbo personificar, tiene un origen latino. Está formado por los términos «persona”(Persona, rostro, máscara) y el sufijo»-perro«, que denota acción. Es decir, significa, literalmente, una» persona enmascarada «.

Del mismo modo, la palabra prosopopeia, derivada del griego, está formada por los términos “prosopon«(Persona, rostro, máscara) y»poe«(Fingir). Es decir, significa «persona que finge».

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

3 × 3 =