¿Qué es el Humanismo?

|Estás en: Blog Literatura ¿Qué es el Humanismo?

Ver en PDFimage_printImprimir

El Humanismo fue un movimiento filosófico y literario que tuvo lugar en los siglos XIV y XV, en la Península Itálica.

Inicialmente, el término se utilizó para designar los estudios de humanidades, es decir: literatura clásica, historia, dialéctica, retórica, aritmética, filosofía natural y lenguas modernas.

Posteriormente recibe este nombre porque representa la idea de que el hombre estaría en el centro de todo (antropocéntrico), a diferencia de la mentalidad medieval, que era teocéntrica.

De hecho, los humanistas rechazaron el período medieval y llamaron a esta época la «Edad Media», mientras representaban el «Renacimiento».

En la literatura destacaron el tema mitológico, el hedonismo y la naturaleza como lugar de armonía.

Los filósofos humanistas valoraron al ser humano, la investigación a través de métodos científicos (empíricos) y las ideas de la Antigüedad clásica.

Características del humanismo

El humanismo buscó la razón para explicar los fenómenos del mundo.

Para el humanista, un estudioso de la Antigüedad clásica, solo con el orden era posible lograr la armonía. Este principio sirvió tanto para el arte como para la política.

De esta forma surge el antropocentrismo, donde el hombre y no Dios estaría en el centro del universo.

No significa que la religión haya sido abandonada ni haya dejado de ser parte de la vida humana. Sin embargo, el hombre ahora se ve a sí mismo como el protagonista de la historia, dotado de inteligencia y voluntad, y capaz de cambiar su destino.

Así, el hombre del renacimiento no acepta las verdades preconcebidas, ya que todo debe probarse mediante la experimentación (empirismo).

Un ejemplo son las nuevas ciencias que surgieron en este momento:

  • Filología: estudio del origen de las palabras
  • Historiografía: estudio de la escritura de la historia.
  • Anatomía: estudio del funcionamiento del cuerpo humano.

Humanismo en la literatura

El humanismo fue un movimiento eminentemente literario. En este momento, la poesía, siempre ligada a la música, se convierte en un género independiente.

Los autores recuperaron el tema de la mitología grecorromana y así escribieron teatro, poesía y prosa.

El hedonismo estará presente valorando a la mujer joven, graciosa y armoniosa. Esta idea también será utilizada por pintores y escultores.

Por su parte, la naturaleza será un espacio de paz, como lo describen los autores latinos.

Es importante enfatizar que habrá un lugar tanto para la mitología clásica como para las obras religiosas y moralizantes. Después de todo, los autores eran católicos y estaban preocupados por adaptar esta nueva cosmovisión a las creencias cristianas.

Autores como Erasmo de Rotterdam y Tomás Morus serán los principales nombres del Humanismo cristiano con libros sobre espiritualidad y conducta moral, según las enseñanzas del cristianismo.

Humanismo renacentista

El humanismo ocurre dentro del Renacimiento, entre los siglos XIV y XV, en la Península Itálica, especialmente en Florencia.

En ese momento, esta ciudad era uno de los centros comerciales más importantes del mundo. Las familias numerosas, como los Medici, los sindicatos de trabajadores y la Iglesia, han comenzado a patrocinar a artistas y literatos para mostrar su riqueza.

La actividad artística tiene un gran prestigio social, ya que el artista es alguien que ahora crea y no repite solo modelos previamente establecidos.

Este período se caracterizó por la valorización de la Antigüedad clásica y nuevas lecturas fueron realizadas por filósofos como Platón y Aristóteles. Asimismo, los descubrimientos geográficos en África y América han ampliado el horizonte europeo.

Esta mentalidad se extendió primero a los reinos más cercanos a la península italiana como España y Francia.

Humanismo en la filosofía

El humanismo en filosofía es una escuela presente tanto en el Renacimiento como en el siglo XX, cuando recibió el nombre de filosofía humanista.

Filósofos del Renacimiento como Giannozzo Manetti (1396-1459) valoraban la experiencia terrena del hombre. Para él, el ser humano era un animal racional, dotado de inteligencia e ingenio.

En esta línea, Marsilio Ficino (1433-1499), defiende que la vida espiritual debe basarse en una devoción interior y no a través de ritos externos.

Finalmente, Giovanni Pico della Mirandolla (1463-1494) resumió en sus obras el espíritu del Renacimiento: cuestionamiento, tolerancia cultural y religiosa y obtención de conocimientos a partir de saberes diferentes.

Humanistas

Además de los autores mencionados anteriormente, otros importantes escritores humanistas fueron:

Lorenzo de Médici (1449-1492): diplomático, poeta y gobernante de Florencia (1469-1492), Lorenzo de Médici mantuvo el mecenazgo iniciado por su abuelo. Además, envió artistas a diferentes cortes europeas, colaborando en la difusión del arte humanista. Una de sus obras más conocidas es la canción carnavalesco ”.El triunfo de Baco y Ariadna”, Escrito en 1490.

Nicolau Machiavelli (1469-1527): filósofo, diplomático de la República de Florencia de 1498 a 1512 y considerado el fundador de la ciencia política. Su nombre se convirtió en un adjetivo en la cultura popular y erudita: “maquiavélico”. Esta expresión se utilizó para calificar su libro «El principe”(1516), donde defendió que los intereses del Estado deben estar ante todo.

Cardenal Cisneros (1436-1517): arzobispo de Toledo, cardenal y regente del reino de Castilla, tras la muerte de Isabel la Católica. Fundador de la Universidad de Alcalá y patrocinador de la Biblia políglota. Reformó la orden de los franciscanos, aplicando medidas que solo sería establecida por la Iglesia universal casi medio siglo después. También se hizo cargo del Tribunal de la Inquisición e impuso sanciones en efectivo en lugar de físicas.

Nusa de Cusa (1401-1464): nacido en Alemania, cardenal, jurista y teólogo, su obra más conocida es “De dudosa ignorancia”, De 1440. En este libro hace una defensa de la ignorancia, después de todo nunca alcanzaremos todo conocimiento. Sin embargo, no debemos dejar de intentarlo, porque solo el camino hacia Dios (que es inalcanzable) calmará nuestra mente limitada.

Humanismo secular

De las ideas humanistas del siglo XIV surgieron el humanismo secular, la psicología humanista y la pedagogía humanista.

Este movimiento enfatiza la dignidad humana, considerando al ser humano como un ser racional, capaz de hacer el bien y evitar el mal. Para eso, es necesario cultivar la educación moral, pero también no ignorar las innovaciones tecnológicas y científicas.

Los humanistas sostienen que, una vez satisfechas las necesidades fisiológicas del ser humano, éste es capaz de buscar lo mejor para sí mismo y para la humanidad.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario