¿Qué es la insulina, sus funciones y tipos?

, |Estás en: Home » Anatomía » ¿Qué es la insulina, sus funciones y tipos?

Ver en PDFimage_printImprimir

La insulina es una hormona secretada por las células β de los islotes de Langerhans en el páncreas.

La función principal de la insulina es transportar glucosa a las células, que se utilizarán para la producción de energía. Como resultado, la insulina también es esencial para controlar los niveles de glucosa en sangre.

La molécula de insulina está formada por 2 cadenas polipeptídicas, formadas, respectivamente, por cadenas de 21 y 30 aminoácidos unidas por puentes disulfuro.

Modos de secreción y acción

La secreción de insulina comienza con el reconocimiento de la glucosa por la célula β pancreática. A continuación, la proteína GLUT 2 transporta la glucosa al interior de la célula, donde se metaboliza.

El aumento de la relación ATP / ADP bloquea los canales de voltaje dependientes de K+, acumulándolo y provocando la despolarización de la membrana, lo que aumenta la permeabilidad a los iones Cados+, que activará el mecanismo secretor.

La secreción ocurre luego a través de la migración de las vesículas de almacenamiento de insulina hacia la membrana, seguida de la extrusión del contenido granular.

Para realizar su función, la insulina necesita unirse a su receptor en la membrana celular. Allí actúa sobre el metabolismo y el crecimiento de los tejidos, favoreciendo la producción de proteínas y el almacenamiento de glucosa.

La insulina secretada en la sangre circula prácticamente libremente, con una vida media plasmática promedio de aproximadamente 6 minutos, y se elimina de la circulación en 10 a 15 minutos.

Con la excepción de la porción que se combina con los receptores en las células diana, todo el resto de la insulina es degradada por la enzima insulinaasa, principalmente en el hígado.

Insulina y diabetes mellitus

La diabetes mellitus es una enfermedad causada por la pérdida parcial o total de respuestas biológicas mediadas por la insulina.

Los tipos de diabetes son:

  • Diabetes tipo I: Suele aparecer en la infancia o la adolescencia, siendo causada por una destrucción autoinmune de las células β en los islotes de Langerhans. Se caracteriza por la ausencia o niveles bajos de insulina en sangre, además de niveles elevados de glucosa en sangre, requiriendo la aplicación exógena de insulina;
  • Diabetes tipo II: En la mayoría de los casos, se asocia a la obesidad y está provocada por la resistencia a la acción de la insulina, afectando principalmente a los adultos.

Tipos

Hay varios tipos de insulina que se utilizan para tratar la diabetes, utilizan el mismo principio de acción que la insulina producida naturalmente por el cuerpo. Cada tipo varía según su modo de acción, algunos tienen un efecto rápido, mientras que otros actúan de forma más prolongada.

Trastornos del metabolismo de la insulina

La insuficiencia absoluta o relativa de secreción de insulina causa diabetes mellitus. Esto se manifiesta principalmente por hiperglucemia.

Uso terapéutico

La insulina terapéutica actual se fabrica mediante ingeniería genética y tiene exactamente la misma composición que la insulina humana o, en el caso de los análogos de insulina, una composición modificada para acortar o alargar la duración de la acción. Dependiendo de su duración de acción, existen tres formas de insulina: ordinaria (6 a 8 horas), intermedia (12 horas), lenta (más de 24 horas), pero también análogas más rápidas o de efecto más prolongado estable. La insulina se prescribe para la diabetes, especialmente la dependiente de insulina. El paciente aprende a inyectarse por vía subcutánea, de una a seis veces al día. Además, el médico puede usar insulina regular por vía subcutánea o intravenosa (si es necesario, usando una bomba eléctrica que proporcione infusión intravenosa continua) para emergencias (hiperglucemia mayor, cetoacidosis diabética). Actualmente no existen otras vías de administración que la vía subcutánea.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

2 × 3 =