Quilombo – Historia de Brasil

, |Estás en: Home » Definición » Quilombo – Historia de Brasil

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Los africanos esclavizados de la América portuguesa (siglos XV-XIX) sufrieron malos tratos a manos de sus amos y vivieron en pésimas condiciones. Sin embargo, antes de ser esclavizados, eran humanos, y sus voluntades se manifestaban de las más variadas formas, porque ser esclavo en aquella época era ante todo resistir. Desde la melancolía hasta el asesinato de sus amos, desde el control de la natalidad hasta las fugas, estas formas de resistencia pacífica o agresiva revelaron que los esclavizados poblaban su vida cotidiana con tácticas encaminadas a su supervivencia. Las fugas podían ser individuales o masivas y daban lugar a mocambos o quilombos.

El término “mocambo” significa “escondite”, mientras que el término “quilombo” proviene del idioma bantú, kilombo, y significa pueblo o fortaleza. En el continente africano, más precisamente en Angola, los quilombos eran fortificaciones donde los guerreros realizaban rituales de iniciación al combate y la magia. Sin embargo, el término en la época colonial significó mucho más que el significado dado por la lengua africana, ya que la palabra se generalizó con el conocimiento de Quilombo dos Palmares (1597-1694), significando un espacio de resistencia, lucha y libertad para los africanos y afrodescendientes.

La formación de quilombos en el período se constituye más allá del sentimiento de refugio improvisado de los ex esclavos. Los quilombos se convirtieron en una nueva posibilidad de vivir en el orden esclavista, pues reconciliaron dentro de un nuevo espacio político la resistencia y la negociación, el rechazo y la convivencia, por tanto, peligrosa a los ojos de los amos. Los quilombos no fueron lugares aislados de la sociedad colonial, pues mantuvieron vínculos con los más diversos sectores como: relaciones comerciales; redes para obtener información; lazos afectivos y amorosos. Como vemos, los quilombos se ubicaron en las periferias urbanas y rurales, estableciendo contactos que garantizaron su supervivencia y el mantenimiento de sus estructuras. Los principales alimentos que cultivaban las poblaciones quilombolas eran el maíz, la yuca, el frijol, el tabaco, el camote, y también criaban gallinas, gracias al intercambio con los que vivían en los alrededores. También hubo quilombos que asaltaban ciudades, haciendas y viajeros en los caminos, con el fin de obtener animales de carne entre otros ingresos. La dinámica de intercambio establecida tuvo varios personajes que tenían sus intereses, ya sea por lucro o por lealtad. Entre ellos se encontraban los contrabandistas, que comerciaban con productos; los esclavos que permanecían en las haciendas y pasaban información entre los quilombos; los buhoneros que vendían pólvora, aguardiente, sal, ropa y compraban lo que saqueaban los quilombolas. Las fuerzas armadas de la colonia no dejaron impunes estas acciones, y los quilombos sufrieron numerosos ataques, como fue el caso de la Guerra de Palmares.

Los quilombos estuvieron presentes en todo el territorio, y cada uno tiene su propia historia. El más famoso de ellos fue el de Palmares. Este quilombo fue formado por esclavos de una hacienda azucarera de Pernambuco, que escalaron la Serra da Barriga, en el actual estado de Alagoas, alrededor de 1597. Su nombre proviene de las abundantes palmeras de la región, que utilizaban para construir sus casas y extraer el palmito. Los primeros habitantes procedían de las regiones donde hoy se encuentran Angola y el Congo, pero con el paso de los años formaron una nación multiétnica que incluía indígenas y europeos. En su apogeo, Palmares fue el hogar de 20.000 habitantes, hecho que llamó la atención de las autoridades coloniales que los sometieron a varios ataques, generando la Guerra de Palmares, que fue dirigida por Zumbi dos Palmares contra las autoridades coloniales hasta 1694 cuando fueron derrotados. después de resistir 42 días de sitio. Los quilombos son símbolos hasta el día de hoy en las luchas por la inclusión social de los negros en Brasil, ya que muestra que los africanos fueron víctimas de un sistema esclavista pero no se acomodaron al régimen impuesto, al contrario, lucharon por su libertad.

Referencia bibliográfica:

SCHWARCZ, Lilia & STARLING, Heloísa. Brasil: una biografía. São Paulo: Companhia das Letras, 2015.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

doce + siete =