Ra, Dios del Sol – Toda la materia

|Estás en: Blog Mitología Ra, Dios del Sol – Toda la materia

Rana (del portugués Ré) es el Dios sol egipcio siendo la principal deidad de la religión egipcia. El culto al Dios Sol fue muy próspero en Egipto, siendo la principal forma de culto y un culto oficial durante unos veinte siglos.

Las deidades están generalmente ligadas a fenómenos de la naturaleza y, debido a la luz en el cultivo de alimentos, los antiguos egipcios atribuían a Ra una gran importancia.

Además de ser la deidad central del panteón egipcio, Ra es también un dios primordial y creador de los dioses y el orden divino, junto con su esposa, la Diosa Ret (cuyo nombre es la versión femenina del nombre D y puede ser el misma deidad) originó la genealogía: Shu y Tefnut, Geb y Nut, Osiris, Seth, Isis y Nephthys.

Con el tiempo, esta deidad se asoció con otros dioses, como Horus, Sobek (Sobek-Ré), Amon (Amon-Ré) y Khnum (Khnum-Ré) y su existencia está estrechamente ligada a la realeza, ya que Ra habría vivido en Heliópolis y gobernó Egipto incluso antes de las dinastías históricas, de las cuales los faraones serían sus descendientes.

Representación de Ra

Ilustración del Dios Ra

Ra, el dios del sol, era comúnmente representado por el sol del mediodía y tenía el obelisco como insignia, que se consideraba un rayo de sol petrificado. En su forma animal, podría transmutarse en un halcón, león, gato o el pájaro Benu.

Tenga en cuenta que el Dios Sol tenía cuatro fases: la primera al amanecer, la segunda al mediodía, la tercera al atardecer y la cuarta a la noche. Sin embargo, la fase principal es al mediodía, cuando está representada por un pájaro, comúnmente el halcón.

Ra y la creación

Según la mitología egipcia, todas las formas de vida fueron creadas por Ra, al pronunciar sus nombres secretos.

Otras versiones también afirman que los seres humanos habrían sido creados a partir de las lágrimas y el sudor de Ra, quien había estado tan agotado por la obra de creación que le fue atribuida por su padre Nun, quien lloró, y de sus lágrimas abrazaron al hombre. y mujeres.

Los sincretismos de Ra

La ciudad de Lunu fue el centro del culto a Ra, ubicada en el norte del país. Más tarde los griegos llamaron a esa ciudad como Heliópolis («ciudad del sol») y el dios solar local, Tuna, reinaba allí, de ahí la fusión Tuna-Ra.

Gana dinero generando contenido

¿Te gustaría mejorar este artículo y ganar dinero y regalos?
Date de alta en la red social para alumnos y profesores que te paga por estudiar. .

Vale la pena señalar que Heliópolis fue un importante centro comercial en el Bajo Egipto y sus sacerdotes tenían un gran prestigio, lo que llevó a los faraones de Tebas a adoptar a Ammón como dios supremo.

Entonces, aparece una nueva fusión, esta vez llamada Amon-Ra, protector de los faraones. Así, el dios Amón se convirtió en la deidad prominente del panteón, ya que la superposición de Amon-Ra básicamente significa adoración al sol (Amon = adoración y Ra = sol).

Otro sincretismo conocido es el de Rana y Horus, lo que se puede apreciar en las representaciones asociadas al halcón o al gavilán, ya que, al ser representado con cabeza de halcón, se estableció una identidad con Horus, otro dios solar idolatrado en épocas más remotas de Egipto.

Para complementar su búsqueda, consulte también los artículos:

¿Crees que faltan cosas en este artículo?

Si estás estudiando este tema y crees que faltan cosas puedes ganar puntos y canjearlos por gift cards de Amazon, Netflix y muchas más.

Deja un comentario