Rabino – Judaísmo

|Estás en: Home » Definición » Rabino – Judaísmo

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Se denomina rabino, dentro de la religión judía, cada maestro de religión individual y autorizado para tomar decisiones sobre asuntos de la ley. El término proviene del idioma hebreo y significa «maestro», y fue utilizado por primera vez como referencia a los rabinos del Sanedrín (la asociación de 23 jueces que es obligatoria en toda la comunidad judía), durante el siglo I d.C.

El nombre ha evolucionado a lo largo de la historia judía para incluir muchos roles y significados. Hoy en día, generalmente sirve para indicar a aquellos que han recibido la ordenación rabínica y están educados sobre las enseñanzas de la halajá, la ley judía. Son los únicos que conocen los textos lo suficientemente bien como para responder preguntas teológicas. Si bien los sacerdotes católicos a menudo son vistos como intermediarios entre el hombre y Dios, los rabinos no son más que personas normales que pueden ser reconocidas oficialmente a través de un proceso de ordenación, o informalmente, en virtud del respeto que se han ganado por su conocimiento y noción de justicia.

Los rabinos de la época talmúdica formaban la única autoridad sobre la Torá oral (esto fue antes de que se registrara la Torá, ya que nadie tenía la oportunidad de estudiar la ley por sí mismo). También fueron venerados por ser considerados más cercanos a Dios que cualquier otra persona en la comunidad. También se creía que el rabino tenía la capacidad de maldecir y bendecir a las personas.

Los temas comentados o decididos por los rabinos reflejan asuntos generalmente abordados por las autoridades judías y los eruditos a lo largo de los siglos. La mayoría de las comunidades tienen un rabino jefe, a quien acuden cuando quieren resolver disputas halájicas. Entre las otras obligaciones de estos «maestros», se destacó la determinación del calendario judío, el ejercicio de los poderes de juez en un tribunal rabínico, ayudar a garantizar el bienestar social de su comunidad, además de asegurar la observancia religiosa. .

Muchos de los que tienen la ordenación rabínica en la actualidad utilizan otras formas de subsistencia no relacionadas con los deberes del rabino. Muchos son simultáneamente médicos, abogados, psicólogos, etc. Sin embargo, hasta el siglo XII, el trabajo de un rabino era una ocupación de tiempo completo. El estado da permiso a los rabinos para realizar bodas, aunque, técnicamente, la ceremonia judía no lo requiere. Sin embargo, es importante tener un rabino para asegurarse de que la compleja ceremonia de la boda se realice correctamente, lo que implica, por ejemplo, la reunión de testigos válidos necesarios para que la boda sea oficial. En Israel, el rabino es necesario para la legalidad secular del matrimonio. El rabino desempeña el papel de juez o abogado en asuntos civiles, a fin de garantizar que se aplique la ley judía. Su asignación cuya naturaleza difiere de la del sacerdote católico o ministro protestante, cuya presencia establece una conexión mística necesaria con Dios, necesaria para hacer válida la ceremonia.

Bibliografía:
WEISS, Beth. Rabbis (en inglés). Disponible en: . Acceso: 16/01/13.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

trece − 13 =