Revuelta de Ibicaba – Historia

|Estás en: Home » Definición » Revuelta de Ibicaba – Historia

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

LA Revuelta de Ibicaba fue una manifestación de trabajadores extranjeros contra la explotación del trabajo.

A mediados del siglo XIX, el trabajo esclavo comenzó a ser restringido en Brasil. Impulsados ​​por las leyes y prohibiciones inglesas, los políticos brasileños también promulgaron medidas que redujeron la capacidad de comercio de esclavos. Las nuevas imposiciones contra el trabajo forzoso incrementaron el interés por otro tipo de trabajador en el país, el extranjero. Este, preferentemente europeo, solía ser contratado para trabajar en las fincas cafetaleras.

Entre los años 1847 y 1857, el Senador Nicolás de Campos Vergueiro trajo aproximadamente 180 familias de diferentes regiones de Europa para trabajar en los campos brasileños. El propio político preparó el contrato de prestación de servicios que debían firmar los inmigrantes para trabajar en Brasil. A través de este documento se establecía lo que sería del agricultor, libre de comercializar el producto en la forma que quisiera, y también lo que correspondería a la familia de los trabajadores. Sin embargo, esta relación establecida con el trabajo incluía una serie de medidas exploratorias.

Los cafetaleros brasileños, acostumbrados a la explotación del trabajo esclavo, reprodujeron su autoritarismo y codicia con los trabajadores extranjeros. Según la cultura de la época, el terrateniente trataba de extraer lo máximo posible de sus empleados, lo que dejaba al inmigrante, libre y asalariado, en situaciones de tal explotación que se asemejaba al trabajo esclavo. La relación de explotación con el trabajador extranjero ya comenzó con la firma de un contrato para venir a trabajar a Brasil, ya que la familia del inmigrante debía hacerse cargo de pagar los costos de su viaje al país. Esta cantidad también se incrementó con un interés del 6% anual. Esto solo ya estaba causando una gran carga a la familia, ya que, durante mucho tiempo, sería necesario trabajar para pagar esta deuda. Para colmo, los inmigrantes contratados trabajaban en tierras de baja productividad, lo que los obligaba a comprar alimentos básicos que vendía el agricultor que los contrataba. Es decir, el trabajador extranjero se convirtió en una especie de rehén del sistema, creando una inmensa y progresiva deuda con el cafetalero contratante.

Ante este marco de explotación laboral, los inmigrantes que trabajaban en la principal propiedad del senador Nicolau de Campos Vergueiro, la hacienda Ibicaba, se rebelaron. Guiado por Tomas Davatz, líder religioso de la comunidad, los europeos se movilizaron con la expectativa de convertirse en pequeños o medianos terratenientes, ya que querían salir de Europa. La llamada Revuelta de Ibicaba ganó repercusión y logró ser notado por el imperio brasileño. Como resultado de ello, se revisaron y remodelaron las relaciones laborales. Sin embargo, no se reflejó en la gran y efectiva calidad de vida de estos trabajadores extranjeros, ni en el derecho de propiedad de todos ellos, sino que sirvió para coartar la explotación desmedida que se producía.

Fuente:
HEFLINGER, José Eduardo. La Revuelta de los Socios en Ibicaba🇧🇷 Sao Paulo: Unigráfico, 2010.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

17 − trece =