Síndrome de estrés tibial medial: causas, síntomas y tratamiento

LA síndrome de estrés tibial medial, también llamado periostitis tibial medial, o incluso, popularmente conocida como cannelitis, consiste en una inflamación de la tibia (hueso principal de la pierna), o de los tendones y músculos adyacentes a este hueso, que puede convertirse en una fractura por estrés.

Esta lesión suele deberse al fuerte impacto de correr, que provoca microtraumatismos en esta región de la pierna. Es común en deportistas que practican fútbol, ​​ciclismo, tenis, carrera y gimnasia artística. Existen algunos factores que pueden favorecer la aparición de esta patología, que son:

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil
  • Pronación exacerbada de los pies;
  • Práctica de actividades físicas en suelos duros;
  • Uso de calzado inadecuado;
  • Entrenamiento sin orientación;
  • Zancadas muy largas;
  • Falta de firmeza muscular;
  • Factores genéticos.

Esta lesión se clasifica en cuatro grados distintos de gravedad, y algunos estudiosos en el campo clasifican la fractura por sobrecarga como grado IV del síndrome.

Las manifestaciones clínicas involucran dolor e hinchazón en el tercio inferior de la pierna, el primero de los cuales aumenta al inicio del ejercicio físico, con considerable reducción tras el calentamiento y, tras finalizar el ejercicio, se agrava.

En el tratamiento de este síndrome es importante la fisioterapia cuando se está desarrollando la lesión, ya que su progresión puede tener consecuencias graves, como por ejemplo, una fractura de tibia o incluso un síndrome compartimental, en el que se produce una reducción del flujo sanguíneo y otros fluidos. Además, es imperativo que la causa sea exterminada.

Para prevenir la aparición de cannelitis, conviene dar preferencia a las zapatillas para correr que tengan un frente flexible, debiendo cambiarlas después de usarlas de 480 a 640 km. El uso del talón ayuda a reducir el impacto, así como el apoyo para el arco del pie y la plantilla amortiguadora. El entrenamiento siempre debe evolucionar gradualmente y preferiblemente debe tener lugar en superficies más blandas. También es de suma importancia realizar estiramientos antes y después de la actividad física, así como el fortalecimiento previo de la musculatura tibial anterior.

Fuentes:
http://www.fisio1.com.br/fisioterapia_02.php
http://en.wikipedia.org/wiki/Canelite
http://www.nosamamosatletismo.net/Sa%C3%BAde/MedicinaEsportiva/tabid/258/ctl/Details/mid/998/ItemID/1010/Default.aspx
http://www.viacampusclub.com.br/sua-saude/canelite-descubra-como-se-prevenir-da-sindrome-do-estresse-tibial-medial
http://www.milton.com.br/esporte/saiba_mais/ort_2.htm

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico realizado por un profesional calificado. Los autores de este sitio web están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *