Sobredosis de vacunas – Salud

En este artículo veremos que a través del trabajo de investigación y dedicación de científicos, virólogos, investigadores científicos y académicos, actualmente podemos contar con un beneficio de inmunización para la raza humana y animal, a través de las vacunas; siempre que se respeten los plazos de aplicación entre dosis, protección, cantidad de producto inoculado, en definitiva, seguir las pautas médicas después de la aplicación, para cada tipo de patología a evitar.

Sin embargo, podemos observar que el uso indebido e inadecuado de este tipo de «medicación» sin cumplir con las pautas médicas o sin observar puntos como: precauciones contra la fatiga, ejercicios muy intensos, estrés o dosis excesivas (en el caso aquí identificado, como sobredosis de ellos), en muchos casos pueden provocar efectos desagradables, indeseables y en ocasiones incluso dar lugar a la aparición de secuelas o incluso la muerte.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

A continuación, partimos del principio de composición de las vacunas, que se formulan a partir de un determinado virus que puede estar muerto o atenuado. La vacuna que se está aplicando, tiene como respuesta esperada la estimulación del sistema inmunológico del ser que la recibirá. Tal estimulación conducirá entonces al desarrollo de anticuerpos, (según la vacuna), contra el virus o bacteria a la que se dirigió la estimulación, dando como resultado inmunidad a las enfermedades que son causadas por estos agentes. Sin embargo, podemos ver que en ocasiones la propia vacuna puede llevar a que la persona desarrolle una enfermedad natural, fenómeno conocido como reversión de la patogenicidad.

Muchas vacunas, aparentemente inofensivas, por la forma de administración oral, en gotas, como la vacuna antipoliomielítica, pueden causar varios efectos indeseables e incómodos si no se sigue el protocolo de vacunación, incluso en cuanto a la cantidad de “gotas” aplicadas. lo que consecuentemente acabará comprometiendo la salud del individuo, provocando efectos secundarios de mayor o menor gravedad, alterando el sistema inmunológico, hasta el punto de desarrollar anomalías.

Debemos entender que la cantidad de un determinado agente viral o bacteriano se determinó a partir de diversos estudios, estudiando su virulencia, comportamiento en los organismos receptores, en definitiva, se perfeccionaron los estudios hasta alcanzar una dosis controlada y confiable, solo para desarrollar inmunidad y no enfermedad.

Así, en el caso de sobredosis, por cualquier motivo: falta de orientación, irresponsabilidad de técnicos desinformados o negligentes, o incluso, el individuo que se siente más seguro y recibe la misma vacuna más de una vez, o recibe otra dosis antes del plazo estipulado, dará lugar a respuestas. Los efectos secundarios vendrán según el agente inoculado. Podemos identificar entre eles, de uma forma geral: vômitos, tremores, letargia, amnésia, fadiga muscular, enxaqueca, inconsciência, febre, dor de cabeça, enrijecimento muscular, intoxicação, choque anafilático, e em alguns casos mais graves poderá ocasionar problemas neurológicos ou hasta la muerte.

También podemos observar casos de «sobredosis» de vacunas en animales. En este caso, las reacciones adversas pueden presentarse de forma diferente, pero no menos importante, porque en este caso también se trata de una «vacunación excesiva» utilizando las mismas formas de inoculación viral. Entre los efectos secundarios más comunes, podemos observar: picazón crónica, eliminación de secreciones, enfermedades dermatológicas, infecciones de oído. En algunos casos, los veterinarios informan que reciben información de los dueños de animales sobre cambios de comportamiento como la agresión y el miedo.

En cuanto a los trámites necesarios tras una sobredosis, podemos decir que para cada virus existe un trámite diferente. Cuando se identifiquen los síntomas relacionados y después del examen clínico, el médico indicará el mejor procedimiento.

Podemos concluir que ya se han producido muchos avances en el área de la inmunización, y por ello se pueden evitar muchas patologías, a través de estos procesos. Sin embargo, no debemos olvidar que se trata de virus y bacterias atenuados, por lo que deben aplicarse con orientación médica, sentido común, seguimiento con cartilla de vacunación.

Aunque no existen reportes de efectos secundarios de sobredosis para algunos tipos de vacunas, esto no significa que no puedan existir, por lo que tanto para humanos como para animales se recomienda siempre las dosis ya consideradas seguras y efectivas estudiadas previamente.

Referencias bibliográficas:

http://g1.globo.com/rr/roraima/noticia/2013/06/em-rr-superdosagem-da-vacina-contr-polio-leva-criancas-ao-hospital.html
http://www.unimed.coop.br/pct/index.jsp?cd_canal=46078&cd_secao=46053&cd_materia=58037
http://super.abril.com.br/ciencia/vacinas-fazem-bem-ou-mal-441925.shtml
http://www.maedecachorro.com.br/2010/08/artigo-claro-e-pontual-sobre-os-maleficios-da-vacinacao-excessiva-de-caes-e-gatos-leitura-obrigatoria-para- quién-está-realmente-preocupado-por-la-salud-de-su-sierra-peluda.html

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico realizado por un profesional calificado. Los autores de este sitio están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *