Tejido conectivo denso o fibroso – Histología

|Estás en: Blog Definición Tejido conectivo denso o fibroso – Histología

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

O tejido conectivo denso, a diferencia del tejido conectivo laxo, está adaptado para proporcionar resistencia y protección al tejido. Su constitución es la misma que la del tejido laxo, sin embargo, hay menos células y predominio de fibras de colágeno. Este tipo de conjuntiva es menos flexible y más resistente a la tensión. Según la organización de las fibras de colágeno presentes en su matriz extracelular, el tejido conectivo denso se puede clasificar en conformado y no conformado.

O tejido conectivo denso sin forma tiene sus fibras de colágeno sin orientación definida formando una red tridimensional. Esta disposición ofrece resistencia al tejido cuando se somete a tensiones provenientes de diferentes direcciones. Este tejido se encuentra en la dermis profunda de la piel.

O tejido conectivo de forma densa presenta sus haces de colágeno paralelos y alineados con los fibroblastos. Este tipo de tejido ha moldeado sus fibras en respuesta a las tensiones ejercidas en una determinada dirección. Debido a estas fuerzas, los fibroblastos guían las fibras producidas para ofrecer una mayor resistencia. Tenemos como ejemplo de tejido moldeado los tendones.

Los tendones proporcionan estructuras alargadas que conectan los músculos con los huesos y, al ser ricos en fibras de colágeno, tienen una gran resistencia y son inextensibles. El colágeno que se encuentra en estas estructuras forma haces densos y paralelos. Las células presentes en el tendón se clasifican como fibrocitos y tienen un núcleo alargado paralelo a las fibras de colágeno, su citoplasma es delgado y a menudo involucra los haces de colágeno.

Bibliografía

http://www.icb.usp.br/mol/4-35-tcdenso-modelado.html

Histología básica I LCJunqueira y José Carneiro. – [12 . ed]. – Río de Janeiro: Guanabara Koogan, 2013.

Abraham L. Kierszenbaum. Histología y biología celular, una introducción a la patología. 3ª edición. Elsevier, 2012

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario