1

Tejido conectivo suelto – Histología

O tejido conectivo suelto es un tejido delicado, flexible, bien vascularizado y poco resistente a la tracción, siendo el más común de los tejidos conectivos y el de mayor distribución en el organismo. Es él quien llena los espacios entre las fibras y los haces de músculos, sostiene el tejido epitelial, sostiene y nutre las células epiteliales, involucra nervios, vasos sanguíneos y linfáticos, recubre las cavidades peritoneal y pleural. Este tipo de tejido forma parte de la estructura de varios órganos, es de gran importancia para aislar infecciones y está estrechamente asociado con el proceso de curación.

No hay predominio de ningún elemento estructural propio del tejido conectivo, por lo que está formado por células, fibras y sustancia fundamental en proporciones muy similares. Las células más numerosas son los fibroblastos y los macrófagos, pero también están presentes todos los demás tipos de células del tejido conectivo, además de las fibras de los sistemas colágeno, elástico y reticular. Además de los componentes mencionados anteriormente, el tejido conectivo laxo también está formado por una sustancia fundamental amorfa, que involucra a las células y fibras.

Bibliografía:
Histología básica I LCJunqueira y José Carneiro. – [12 . ed]. – Río de Janeiro: Guanabara Koogan, 2013.
Abraham L. Kierszenbaum. Histología y biología celular, una introducción a la patología. 3ª edición. Elsevier, 2012