Tipos de aguas minerales –

Considerada en el laboratorio de investigación como el solvente universal, el agua es la molécula necesaria para el desarrollo de la vida y la primera en ser investigada cuando se investiga la posibilidad de vida en otro planeta. En la naturaleza podemos encontrar diferentes tipos de agua, en función de los elementos que haya disuelto. Algunos de ellos son excelentes para beber, otros, sin embargo, pueden ser perjudiciales para la salud. Existen fuentes naturales de agua en todos los estados físicos de la materia y con una buena diversidad de temperaturas.

El agua potable se utiliza para diversos fines domésticos, especialmente para beber y cocinar. Esta agua no debe tener color ni olor, debe ser fresca y no debe contener impurezas. En cuanto a las partículas disueltas que presenta, deben estar presentes las sales minerales necesarias para el equilibrio orgánico. Además de las partículas iónicas, el agua potable también tiene gas oxígeno disuelto, por lo que el agua hervida (que pierde su tasa de este gas) tiene un «sabor» ligeramente distinto.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

En relación a aguas minerales, la diferencia fundamental para el agua potable está en la mayor concentración iónica que presentan. Esta concentración, que difiere en relación con su origen, hace que esta agua sea químicamente importante en términos de la bioquímica de nuestro cuerpo. Los principales minerales que se encuentran en este tipo de agua son el calcio y el hierro, que se encuentran en exceso en el agua potable.

Las aguas minerales se forman bajo tierra; atraviesan las distintas capas de suelo y subsuelo, disolviendo ciertas sales minerales presentes en estas capas. Una porción de esta agua sube luego a la superficie, generando fuentes o manantiales con una alta concentración de sales iónicas (minerales).

Los principales tipos de agua mineral que se encuentran a diario son:

  • salobre: Es un tipo de agua ligeramente salada, que no hace espuma al entrar en contacto con el jabón.
  • Térmico: Esta agua, además de tener sales iónicas disueltas, sale del manantial mineral a una temperatura superior a la del ambiente en el que se encuentra. Tiene fines terapéuticos en el tratamiento de algunas enfermedades, especialmente las cutáneas.
  • Acidula: Es el agua que tiene una tasa de dióxido de carbono (COdos). También se le llama agua con gas o agua con gas. Tiene un sabor ácido, ya que su pH es menor a 7 debido a la formación de ácido carbónico (HdosCO3), producto de la reacción entre el dióxido de carbono y el agua. Se recomienda como facilitador del proceso digestivo.
  • Magnesio: Tiene un alto nivel de iones de magnesio. Se recomienda para ayudar al funcionamiento del estómago y los intestinos.
  • alcalino: Tiene alcalinidad (pH superior a 7), debido a que tiene bicarbonato de sodio (NaHCO3). Por tanto, alivia la acidez del estómago.
  • Sulfuroso: Es un tipo inusual de agua mineral que contiene sustancias a base de azufre.
  • Oxidado: Tiene un alto nivel de iones de hierro, lo que ayuda a combatir la anemia.

Referencias:
LUFTI, Mansur; Os Ferrados y Cromados: producción social y apropiación privada del conocimiento químico, Ed. UNIJUI, Ijuí / RS – 1992.
PERUZZO, Francisco Miragaia (Tito); CANTO, Eduardo Leite; La química en el enfoque de la vida cotidiana, Ed. Moderna, vol.1, São Paulo / SP-1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *