Trastornos alimentarios: psicología y nutrición

La conducta alimentaria es un fenómeno complejo de gran importancia en las sociedades humanas. Aunque aparentemente banal, tiene una participación significativa en las experiencias subjetivas personales. Según Bernard y Trouvé (1976) y Paulo Rossi (2014), combina las siguientes dimensiones:

  • Dimensión fisiológico-nutritiva: relacionado con aspectos metabólicos, endocrinos, neuroquímicos y neurales.
  • dimensión afectiva y relacional: vinculado a la satisfacción y el placer
  • dimensión social y cultural: referente a los momentos de la vida social delimitados por encuentros cuya alimentación es uno de los puntos centrales.

trastornos de la alimentación son patologías con componentes biopsicosociales, que resultan en mucho sufrimiento para el paciente y sus familiares y amigos.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Además de la necesidad de evaluar el daño social y los riesgos físicos y psicológicos de las condiciones, existe una estandarización de su detección y codificación. Los organizadores de los diagnósticos son los CID11 (Clasificación internacional de enfermedades y problemas de salud conexos), publicado por la OMS; es el DSM-5, manual de diagnóstico y estadístico elaborado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Finalmente, no se debe pensar en las siguientes patologías sin antes reflexionar sobre los estándares irreales de belleza y las presiones estéticas que sufren todos los sujetos, especialmente las mujeres: el 90% de los casos de las siguientes enfermedades son femeninas.

trastornos más comunes

anorexia nerviosa

Es un trastorno caracterizado por la búsqueda incesante de la delgadez, el miedo intenso a aumentar de peso y la distorsión de la imagen corporal.

Hay dos subtipos de anorexia nerviosa:

  • tipo restrictivo, que ocurre a través de la restricción de alimentos y posiblemente la presentación de síntomas obsesivo-compulsivos
  • Tipo de atracones purgantes: en el que, además de la privación de alimentos, existen conductas activas de pérdida calórica, como ejercicio excesivo, vómitos autoinducidos y uso de laxantes / diuréticos.

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa es un trastorno caracterizado por una preocupación persistente por comer y por controlar el peso corporal junto con un impulso irresistible de comer. Así, la afección se caracteriza por episodios repetidos de hiperfagia (comer con sensación de descontrol) seguidos de conductas purgantes, como los vómitos autoinducidos y el uso de laxantes para evitar la posibilidad de engordar.

Despliegue

Además del secuestro emocional y el estrechamiento del universo psíquico que resultan de los trastornos, sus consecuencias fisiológicas son diversas y peligrosas.

La marcada pérdida de peso, junto con no ingerir los nutrientes y calorías imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo, se traduce en desnutrición. Por tanto, se provocan cambios endocrinos, como amenorrea hipotalámica (suspensión de la menstruación), hipercortisolemia relativa, resistencia nutricionalmente adquirida a la hormona del crecimiento, disminución de la densidad ósea e incretinas como lepitina, insulina y amilina. Otro posible cambio es la anemia ferropénica, que provoca debilidad, taquicardia, somnolencia, desánimo y susceptibilidad a infecciones.

Además, el comportamiento purgante puede producir cambios hidrolíticos (hipoglucemia, hiponatremia e hipocloremia), y los vómitos recurrentes conducen a la pérdida del esmalte dental, lo que resulta en la caída de los dientes.

Tratamiento

El tratamiento de los trastornos alimentarios y sus comorbilidades es de suma importancia. Consiste en psicoterapia, posiblemente asociada a cuidados psiquiátricos, medicación y terapias complementarias.

Es posible buscar ayuda en la red privada, y también de forma gratuita en CAPS (Centro de Atención Psicosocial) y Unidades Básicas de Salud (Salud de la Familia, Centros de Salud y Centros de Salud). Además, puede marcar 188 – CVV (Life Appreciation Center) para hablar y obtener apoyo emocional, de forma confidencial, las 24 horas del día.

Referencias bibliográficas:

Id 10: http://www.datasus.gov.br/cid10/V2008/cid10.htm

DSM-V, bg pharma y la medicalización de la vida cotidiana. Nueva York: Harper Collins Publisher, 2013a.

RAFIA: 1. Dalgalarrondo, P Psicopatología y semiología de los trastornos mentales. Porto Alegre, 2000. Editorial de Artes Médicas do Sul

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse como sustituto de un diagnóstico médico por parte de un profesional calificado. Los autores de este sitio renuncian a cualquier responsabilidad legal que surja del mal uso de la información aquí publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *