Trastornos de la personalidad – Psicología

La personalidad es el conjunto integrado de rasgos psíquicos, constituido por el total de características individuales en su relación con el entorno, combinando tendencias innatas y experiencias adquiridas en el transcurso de su existencia (BASTOS, 1997b). Por lo tanto, la Desorden de personalidad no son enfermedades, sino modos de ser que son variantes de la norma poblacional, caracterizados por limitaciones conductuales y emocionales del individuo, y el consecuente sufrimiento de él y de las personas con las que convive.

¿Eres estudiante, profesor o academia?

DATE DE ALTA EN NUESTRA RED SOCIAL!, Grupos de estudio, apuntes, escribe en tu propio blog, añadir tu academia o dar clases particulares y Aprende!!!.

Abrir un perfil

Imagen: TeodorLazarev / Shutterstock.com

Psiquiatría

Según las clasificaciones actuales de trastornos mentales, DSM-V (Manual diagnóstico y estadístico elaborado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría) e ICD-11 (Clasificación internacional de enfermedades y problemas de salud relacionados), la detección de los TP se define por:

  • Aparición al final de la niñez o la adolescencia, con tendencia a permanecer constante a lo largo de la vida.
  • Manifestaciones amplio conjunto de conductas y experiencias internas que involucran diferentes aspectos, como la afectividad, la expresión emocional y el control de impulsos.
  • Patrón de comportamiento desadaptativo, que produce varias dificultades para el individuo y las personas con las que convive
  • Resultado de múltiples grados de sufrimiento, como dolor psíquico, sentimientos de fracaso personal y amargura en las relaciones.
  • Conduce a un bajo desempeño ocupacional y social

Sin embargo, debido a similitudes descriptivas, los trastornos se organizan en subgrupos:

Un grupo: trastornos de la personalidad caracterizados por «rareza» y / o desconfianza. Son ellos:

  • TP esquizoide: descrito por la indiferencia, la falta de relaciones íntimas, la soledad y la imperturbabilidad.
  • TP Paranoico: descrito por una desconfianza constante, sensibilidad a la crítica, arrogancia y un sentimiento de prejuicio en las relaciones personales.
  • TP esquizotípico: descrito por un pensamiento excesivamente vago o metafórico, creencias autorreferenciales extrañas, apariencia física excéntrica e incomodidad en las relaciones personales

Grupo B: caracterizados por la inestabilidad y / o manipulación, son los más frecuentes en la población. Son ellos:

  • TP límite: descrito por inestabilidad emocional, impulsividad, ira incontrolable, comportamientos autolesivos repetitivos y relaciones intensas y turbulentas.
  • TP antisocial: descrito por frialdad, agresividad, crueldad, irresponsabilidad, deshonestidad y falta de compasión y remordimiento
  • TP histriónico: descrito por la dramatización, manipulación, superficialidad, habla vaga e impresionista, buscando ser el centro de atención y erotizando situaciones inusuales.

Grupo C: caracterizado por ansiedad y / o control y / o inseguridad. Son ellos:

  • TP obsesivo: descrito por la rigidez, el metodismo, el perfeccionismo y la intolerancia a la improvisación
  • TP dependiente: descrito por una gran necesidad de complacer a los demás, desamparo en la soledad y falta de iniciativa, energía y autonomía personal
  • TP preventivo: Descrito por sentimientos constantes de insuficiencia, alta sensibilidad a las evaluaciones negativas y gran evitación de las interacciones sociales.

problemático

No hay autoanálisis ni análisis por pares: los diagnósticos solo pueden ser realizados por profesionales calificados.

Además, esto debe basarse en las demandas y sufrimientos del sujeto, alejado del moralismo y las opiniones personales, siendo el enfoque de clase y género fundamental para una comprensión más amplia de la situación.

Finalmente, aún en relación con la mirada al individuo en el contexto en el que se inserta, está la sugerencia de Lacan: “Todo analista que no llegue a la subjetividad de su tiempo debe abandonar la práctica del psicoanálisis.”.

Promoción de la calidad de vida y tratamiento de las comorbilidades

Las personas con trastornos de personalidad pueden recibir ayuda con psicoterapia, posiblemente asociada con atención psiquiátrica, medicación y terapias complementarias.

Es posible buscar ayuda en la red privada, y también de forma gratuita en CAPS (Centro de Atención Psicosocial) y Unidades Básicas de Salud (Salud de la Familia, Centros de Salud y Centros de Salud).

Sin embargo, en caso de emergencias, una alternativa disponible es marcar el 188 – CVV (Centro de Apreciación de la Vida) y hablar con alguien con una escucha cálida y apoyo emocional. El centro permanece abierto en todo momento y garantiza la total confidencialidad.

Referencias bibliográficas:

Id 10: http://www.datasus.gov.br/cid10/V2008/cid10.htm

DSM-V, bg pharma y la medicalización de la vida cotidiana. Nueva York: Harper Collins Publisher, 2013a.

RAFIA: 1. Dalgalarrondo, P Psicopatología y semiología de los trastornos mentales. Porto Alegre, 2000. Editorial de Artes Médicas do Sul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *