Blog

Síndrome de alcoholismo fetal: consumo de alcohol durante el embarazo

admin 2 Views abril 26, 2021 0
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Síndrome de alcoholismo fetal (SAF) es el término que se utiliza para definir un conjunto de daños causados ​​al feto por la madre durante el período gestacional debido al consumo de bebidas alcohólicas durante ese período.

El alcohol tiene la capacidad de atravesar la barrera placentaria y puede interferir con el crecimiento y el peso fetal, causar dimorfismo facial, daño neuronal y cerebral y puede resultar en problemas psicológicos o de comportamiento. Por tanto, el consumo de alcohol supone un peligro para el feto en cualquier momento del embarazo, ya que el desarrollo cerebral es continuo durante este período.

El principal efecto del SAF es el daño irreversible al Sistema Nervioso Central (SNC), que puede generar deficiencias primarias funcionales y cognitivas, como problemas de memoria, déficit de atención, comportamiento impulsivo y problemas de razonamiento, así como deficiencias secundarias, como predisposición a problemas de salud mental y drogadicción.

En cuanto al daño al crecimiento, la altura y el peso están por debajo de la media. Hablando de rasgos faciales, los principales observados son:

  • Microcefalia;
  • Microftalmia;
  • Pequeña fisura del párpado;
  • Filtro nasal hipoplásico con labio superior fino e hipoplasia de la mandíbula.

En aproximadamente el 39% al 50% de los casos, se observan anomalías cardíacas, siendo los defectos más comunes los del tabique auricular y el tabique ventricular. En el SAF también se pueden observar cambios esqueléticos, como sinostosis radiocubital, anomalías de las falanges, malformaciones vertebrales, escoliosis, hipoplasia de las uñas de los pies, entre otras.

[elementor-template id="184764"]

El diagnóstico se realiza con base en hallazgos clínicos, como:

  • Retraso del crecimiento pre o posnatal;
  • Afectación del sistema nervioso, retraso del desarrollo neuropsicomotor y cambios en el coeficiente intelectual y el comportamiento;
  • Dimorfismo facial, requiriendo la presencia de al menos dos signos de los descritos anteriormente.

No existe cura para este síndrome, ya que el daño al SNC es permanente. Sin embargo, existe un tratamiento sintomático, que implica, por ejemplo, el uso de fármacos y la realización de intervenciones conductuales.

La prevención del SAF se realiza mediante la suspensión completa de la ingesta de bebidas alcohólicas por parte de la mujer durante el período gestacional.

Fuentes:
http://www.pediatriasaopaulo.usp.br/upload/pdf/184.pdf
http://en.wikipedia.org/wiki/Fetal_alcohol_syndrome
http://kidshealth.org/parent/medical/brain/fas.html
http://nofas.org/main/what_is_FAS.htm

AVISO LEGAL: La información proporcionada en esta página solo debe usarse con fines informativos y nunca debe usarse para reemplazar un diagnóstico médico realizado por un profesional calificado. Los autores de este sitio están exentos de cualquier responsabilidad legal que se derive del mal uso de la información aquí publicada.
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.