Especies paraguas – Ecología – Información escolar

|Estás en: Home » Definición » Especies paraguas – Ecología – Información escolar

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Especies de paraguas es el término utilizado para representar una especie cuyo hábitat natural está ocupado por un área amplia en la que su conservación permite la conservación de varias otras especies.

Mantener un medio ambiente significa preservar todos sus componentes: el ecosistema, las comunidades y las especies en buen estado. De esta forma, el valor económico, estético y social se mantiene sin riesgos graves de amenazas a la diversidad biológica. Las perturbaciones masivas causadas por la acción humana han alterado y destruido el paisaje a gran escala, degradando los hábitats, llevando especies e incluso comunidades enteras al punto de la extinción. La destrucción, la fragmentación, la degradación del hábitat, la sobreexplotación de especies para uso humano, la introducción de especies exóticas y el aumento de la ocurrencia de enfermedades son el resultado de la actividad humana que ocasiona las mayores amenazas a la biodiversidad. Si bien existe una gran preocupación a nivel mundial por la destrucción de un hábitat único, que es la selva amazónica, que ocupa gran parte del territorio sudamericano, existen casos de pérdida de hábitat en todo el planeta.

La destrucción del hábitat no es un problema que afecte solo a Brasil. LA pérdida de hábitat la fragmentación puede ocurrir a través de la construcción de carreteras, ferrocarriles, canales, líneas eléctricas, cercas, tuberías de petróleo, cortafuegos u otras barreras que impiden el flujo de especies. Una de las formas proteger la diversidad biológica está preservando sus hábitats naturales. Como medida para proteger la biodiversidad, la creación y implantación de áreas protegidas forma parte de las estrategias más eficientes para la conservación de la diversidad biológica, que además de la variedad de especies, también incluye la diversidad genética y el rol que cada organismo tiene en los ecosistemas, y la diversidad de ecosistemas, ya sean terrestres, acuáticos o marina.

Muchos unidades de conservación ha sido creado para proteger ‘especies carismáticas’. Estas especies despiertan el cariño del público en general. El lobo de crin del Cerrado, el tití león dorado en estado preservado en la Reserva Biológica Poço das Antas y el palo de Brasil en el Parque Nacional Pau Brasil, en Porto Seguro son algunos ejemplos de especies protegidas en áreas de conservación. Estas especies son importantes como símbolos nacionales e incluso como atracción turística. El jaguarPanthera onca) es uno de especie paraguas, símbolo nacional carismático y más conocido. El jaguar juega un papel ecológico importante en el mantenimiento del equilibrio de los ambientes donde ocurre. El jaguar es un depredador de alto nivel que regula el tamaño de las poblaciones de sus presas, como pecaríes, capibaras y caimanes. Este animal requiere extensas áreas preservadas para sobrevivir y reproducirse. Debido a que sus requisitos ecológicos abarcan todos los requisitos de otras especies que se encuentran en el mismo entorno, se le llama especie paraguas.

Jaguar (Panthera onca). Foto: Leonardo Mercon / Shutterstock.com

A pesar de reducciones persistentes en su hábitat natural, que son causados ​​por la acción humana, los jaguares todavía tienen una distribución geográfica considerable y se pueden encontrar en ambientes desde el semiárido de la caatinga brasileña hasta los bosques de llanura aluvial del Amazonas, donde pasan buena parte del año encima de los árboles. LA conservación de especies-hábitat asegura que también se beneficien todos los demás organismos contenidos en su escala territorial integral. La preservación de varias otras especies que están bajo la misma protección que las especies paraguas, puede garantizar que servicios ambientales de los ecosistemas son mantenidos. Los servicios ambientales o de los ecosistemas son beneficios que las personas obtienen de la biodiversidad. Se asignan varias categorías en diferentes sectores a los servicios ambientales.

Se dividen en cuatro tipos principales:

  1. En servicios de provisión, como alimentos, madera, fibras, aceites esenciales, recursos genéticos;
  2. En servicios de regulación, como potabilización de agua, climatización, polinización;
  3. En servicios culturales, como recreación, creencias religiosas, actividades sociales;
  4. En servicios de apoyo, como el ciclo de nutrientes y la producción primaria.

Lea también:

Referencias bibliográficas:

https://super.abril.com.br/ideias/os-bichos-pedem-passagem/ consultado el: 16/12/2019

http://www.icmbio.gov.br/portal/ultimas-noticias/5215-conheca-animais-que-se-destacam-na-natureza consultado el: 16/12/2019

Morato, RG y col. (2018). Selección de recursos en un depredador ápice y variación en respuesta a las características del paisaje local. Conservación biológica, 228, 233-240. doi: 10.1016 / j.biocon.2018.10.022

Primack, RB, Rodrigues, E. Biología de la conservación. 1ª ed. Editora Planta, Londrina. 328p. 2001

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

cinco × cinco =