Reacción termidoriana – Historia –

, |Estás en: Home » Definición » Reacción termidoriana – Historia –

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

reacción termidoriana es un término utilizado para designar la caída del gobierno jacobino, encabezado por Maximilien Robespierre, y el ascenso de un gobierno conservador alineado con los girondinos, encabezado por el partido denominado Pantano o Llanura.

A fines de 1793 y la primera mitad de 1794, la Revolución Francesa iniciada en 1789 se radicalizó con el llamado Período del Terror, cuando se suspendió la Constitución jacobina y el Comité de Seguridad Pública utilizó su autoridad recién fortalecida para condenar y ejecutar a un serie de condenados por el Tribunal Revolucionario, como la reina María Antonieta, viuda del difunto Luis XVI. Ante la situación, líderes jacobinos como Georges Jacques Danton se opusieron a que continuaran las persecuciones, pero terminaron arrestados y ejecutados. Esto permitió a Robespierre gobernar sin oposición, pero también lo aisló y lo hizo vulnerable.

El 27 de julio de 1794 (9 de Termidor según el calendario revolucionario), los diputados que se sentaban en el centro del Salón de Convenciones, conocido como el Partido del Pantano, declararon ilegal al Partido Jacobino y arrestaron a sus principales líderes, incluido Robespierre, ejecutándolos rápidamente. sin juicio. El Partido Marsh fue heterogéneo en su formación e inclinaciones políticas, apoyando alternativamente a los girondinos y los jacobinos durante la primera fase de la Revolución Francesa. Después de que el Partido Girondin fuera ilegalizado y comenzara el Período de Terror jacobino a mediados de 1793, el Partido del Pantano actuó como una fuerza moderadora hasta que algunos miembros de la alta burguesía conservadora organizaron el golpe contra el Partido Jacobino.

Representación del golpe de Estado del 9 de Termidor. Pintura de Lucien-Etienne Mélingue.

A partir de entonces, el Pantano encabezaría la Convención Nacional, estableciendo una serie de medidas antirrevolucionarias que pretendían estabilizar la nación desde el punto de vista político-económico. Se derogó la Ley Máxima que regulaba los precios de los cereales, provocando inflación, y se restableció la esclavitud en las colonias. Además, se promulgó una nueva Constitución en 1795, instituyendo un modelo de voto indirecto y censal que restringió considerablemente la participación popular.

Aunque el nuevo texto constitucional fue extremadamente claro en su defensa de la propiedad y proporcionó a Francia cierto crecimiento económico, el gobierno conocido como Directorio enfrentó una fuerte oposición tanto entre los monárquicos como entre los antiguos jacobinos. Ambos grupos organizarían rebeliones en París, pero serían derrotados por un joven general llamado Napoleón Bonaparte, quien previamente había sido castigado por sus simpatías jacobinas. Estableciéndose a favor del Directorio debido a estas victorias, Bonaparte fue enviado a dirigir los ejércitos franceses en las guerras contra la alianza formada por Austria, Prusia, España, Holanda e Inglaterra.

Napoleón Bonaparte, detalle del retrato pintado por Jacques-Louis David, 1812.

Bonaparte lograría más victorias, no solo rompiendo la coalición que había estado luchando contra Francia durante años, sino también estableciendo una importante fuente de recursos para la nación, haciéndolo increíblemente popular en un contexto donde la gente estaba cansada de la creciente inflación y corrupción y Directorio ineficiente. En octubre de 1799, Bonaparte regresa a Francia en plena crisis. Apoyado por la burguesía, la población humilde y hasta el gobierno hecho jirones, fue el líder de un golpe de Estado que tuvo lugar el 9 de noviembre de 1799 (18 Brumario según el calendario revolucionario). Se trataba de la consolidación del ascenso de la burguesía al poder, que debilitó el modelo absolutista y posibilitó definitivamente la adopción de un modelo económico capitalista. Sin embargo, las ideas revolucionarias no morirían, llegando a toda Europa y siendo la base de los levantamientos coloniales estadounidenses del siglo siguiente.

Bibliografía

FERNANDES, Luiz Estevam de Oliveira; FERREIRA, Joao Paulo Mesquita Hidalgo. «Revolucion francesa». En: Nueva historia integrada – Volumen único de la escuela secundaria. Campinas: Companhia da Escola, 2005. págs. 266-267.

LIMA, Lizânias de Souza; PEDRO, Antonio. “De la Revolución de las Luces a la Revolución Francesa”. En: Historia de la Civilización Occidental. São Paulo: FTD, 2005. págs. 258-259.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

cinco × tres =