Auguste Comte – Biografía – Ley de los Tres Estados

, |Estás en: Blog Biografías Auguste Comte – Biografía – Ley de los Tres Estados

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Nacido en Francia en 1798, donde vivió hasta 1857, el filósofo Auguste Comte es considerado uno de los grandes precursores de Sociología, habiendo ejercido una influencia directa sobre muchos pensadores que le sucedieron, entre los que cabe destacar el clásico Émile Durkheim. La importancia de Comte se debió principalmente a la creación de la corriente filosófica del positivismo, que alcanzó relevancia mundial, dejando incluso grandes huellas en la formación histórica de la república brasileña.

agosto comteComte observó con aprensión la decadencia del sistema feudal y el surgimiento de la sociedad urbana moderna en Europa. Esta transición no fue serena, sino que estuvo marcada por importantes conflictos relacionados con la adaptación de los individuos y las instituciones a las nuevas formas de organización del trabajo y de vida colectiva. Comte creía que el núcleo de una sociedad era la unidad lograda desde un mismo pensamiento y forma de ver el mundo. Por tanto, la crisis que presenció en este período de transición al mundo moderno fue, para él, una crisis provocada por la falta de un consenso colectivo, que antes habría existido en torno a las formas religiosas de organización de la vida social. La solución sería acelerar la formación de un nuevo consenso basado en el pensamiento científico, que naturalmente se volvería homogéneo en la sociedad emergente. Esta nueva forma de pensar la llamaría Comte como forma positiva, es decir, como positivismo.

Comte consideraba que el positivismo era una evolución inevitable de la naturaleza humana. Para él, todas las sociedades, de diferentes épocas y territorios, necesariamente pasarían por tres estados consecutivos, cada uno caracterizado por una forma predominante de pensar. En el primer estado, el teológico, los fenómenos sociales y de la naturaleza se explicarían como resultado de acciones divinas. En el segundo estado, el metafísico, la búsqueda de explicaciones recurriría a una reflexión sobre la esencia y el significado abstracto de las cosas. Finalmente, en el estado positivo, las explicaciones sobre el mundo natural y social se fabricarían a través de la observación de fenómenos, la elaboración de hipótesis y la formulación de leyes universales. Es decir, básicamente utilizando las reglas del método científico.

Teniendo en cuenta esta percepción, la misión de Comte pasa a desarrollar una ciencia positiva capaz de explicar los fenómenos sociales mediante la aplicación de la metodología científica en busca de leyes universales que sean válidas para la dinámica humana en todos los tiempos y sociedades. El nombre que Comte le dio a esta ciencia, «física social», revela que, para los positivistas, sería posible estudiar la sociedad y formular sus leyes operativas con la misma precisión y objetividad que se estudia el efecto de la gravedad sobre los cuerpos o el movimiento de las estrellas en el sistema solar. Una vez que se conocieron estas leyes universales, la expectativa de Comte era que los conflictos sociales podrían eliminarse mediante reformas e intervenciones impulsadas por el estado. El positivismo de Comte se presenta, por tanto, no solo como una teoría, sino también como un proyecto político para la gestión de la sociedad.

A pesar de la gran influencia que tuvo el positivismo, la idea del progreso científico como destino común de todos los pueblos y de la historia como calle de un solo sentido, es vista actualmente como una estrategia colonizadora que pretende imponer fuerza a otras formas de vida occidentales. .culturas.

Bibliografía:

ARON, Raymond. las etapas del pensamiento sociológico. São Paulo: Martins Fontes, 2000.

SUPERTI, Eliane. Positivismo en Brasil y la Revolución de 1930: la construcción del Estado Moderno en Brasil. Tesis de Maestría, São Carlos: UFSCar, 1998.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario