Defensa civil: orígenes, historia, funciones

|Estás en: Blog Historia Defensa civil: orígenes, historia, funciones

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Defensa Civil está configurado por la organización de medidas para reducir las consecuencias de eventos desastrosos. Lo lleva a cabo la propia comunidad, no militar, con el fin de reducir las muertes, los daños materiales y tiene como objetivo restablecer la paz social.

En tiempos de guerra, las defensas civiles se implementan contra los ataques enemigos. Entre las funciones de defensa civil destacan las medidas de recuperación, asistencia, socorro y prevención. Según la nación o período, la defensa civil se divide en los siguientes términos: gestión de emergencias, seguridad civil y defensa pasiva.

La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto en el que la defensa civil de los países jugó un papel destacado. Esto se debió a las amenazas de ataque aéreo, que impulsaron a las organizaciones sociales a planificar acciones de defensa civil. Estas actitudes dieron como resultado la formación de sistemas de emergencia como alertas de bombas y la construcción de refugios antiaéreos improvisados ​​en áreas subterráneas de la ciudad, como metros y grandes espacios protegidos de las esferas pública y privada.

Durante el segundo gran conflicto mundial, la Alemania nazi creó búnkeres para proteger a una parte especial de la población. Estos edificios demostraron ser efectivos bajo ataques aéreos y salvaron muchas vidas. En otro sentido, las tácticas utilizadas por la defensa civil en la Segunda Guerra Mundial fueron los apagones, eventos en los que se cortaron todas las luces de la ciudad para confundir a los pilotos con las fuerzas enemigas, quienes generalmente se guían por el brillo de las estructuras terrestres.

En Inglaterra, se organizaron brigadas para capacitar a los ciudadanos para combatir incendios, rescatar víctimas y brindar primeros auxilios. El gobierno inglés también distribuyó máscaras de gas a la población.

Después de la Segunda Guerra Mundial, en el período conocido como Guerra Fría, la defensa de los países se volvió hacia una fuerte inversión en armas nucleares. Como resultado, las tácticas de defensa civil también han sufrido cambios. Si los refugios antiaéreos, como los búnkeres de Alemania, fueron anteriormente lugares de gran protección, las bombas atómicas hicieron necesario tener una política de demarcación y localización de áreas capaces de ofrecer el mejor refugio geográfico posible.

En este mismo sentido, podría existir una medida cautelar para evacuar regiones urbanas cuando se detecte tal ataque. La Unión Soviética, en el período de gran tensión con Estados Unidos entre las décadas de 1960 y 1980, llevó a cabo un amplio programa de defensa civil a través de ejercicios de entrenamiento público, redes de información, alertas periódicas, entre otros ejercicios de contención.

A principios del siglo XXI, con la intromisión bélica liderada por Estados Unidos en dirección a los países del mundo árabe, los diversos conflictos ocurridos generaron tanto miedo y aprensión como en épocas anteriores. En los países afectados, como Afganistán e Irak, la población civil permaneció alerta contra bombas y ataques aéreos repentinos. Los ciudadanos se organizaron a través de redes de información para salvaguardar el mayor número de vidas frente a las acciones del ejército estadounidense.

La defensa civil puede tomar una amplia gama de medidas también en tiempos de paz, generalmente para garantizar un estado de bienestar social y el mantenimiento del orden.

La creación de sistemas integrados de comunicaciones y la formación de brigadistas para áreas estratégicas como las de gran aglomeración son herramientas eficaces para este tipo de defensa. Aparte de eso, monitoreo por satélite, vigilancia a través de estudios sobre niveles de radiación a escala global, prevención de incendios, expansión de la resistencia de las estructuras urbanas utilizadas por la población, inversión en infraestructura de salud, construcción de refugios comunitarios y áreas que pueden servir como incendio. rompe en situaciones de conflicto. Los voluntarios que quieren formar parte de la defensa civil suelen registrarse ante los órganos competentes de sus comunidades y forman una especie de reserva de defensa para actuar en situaciones de emergencia. Se consideran agentes importantes para contener daños y proteger vidas.

Logotipo de Defensa Civil utilizado por unidades estatales.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario