Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos – Ley

|Estás en: Blog Definición Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos – Ley

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Lleva el nombre de Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos un documento elaborado durante la Revolución Francesa de 1789, y que reflejaría, tras su publicación, un ideal de alcance universal, es decir, el de la libertad humana, la igualdad y la fraternidad, por encima de los intereses de cualquier individuo.

En ese momento, Francia acababa de poner fin a siglos de un régimen absolutista, donde el monarca tenía la voluntad suprema. Tal arreglo era necesario en el momento del nacimiento de la Francia moderna porque era el único medio de imponer la unidad nacional y rendir obediencia a una autoridad centralizada. Sin embargo, con el tiempo, esta forma de organización estatal se convirtió en una herramienta tanto para la nobleza como para el clero para oprimir, controlar y explotar al pueblo, lo que convirtió al ciudadano de la época en un ser humano limitado por las imposiciones de los gobernantes estatales.

La conciencia de esta situación no era evidente para la mayoría de la población, ya que todos los estados vecinos seguían el mismo formato de administración y, por lo tanto, parecía ser el control total del monarca (el llamado absolutismo) una forma natural de administración. Las ideas traídas por el humanismo y más tarde por la Ilustración cambiarían su perspectiva sobre el gobierno eficiente. Con estos nuevos conceptos, el pueblo ya no se vería obligado a servir los intereses del gobernante, sino que emergería un gobierno que serviría a los intereses de los ciudadanos, garantizando sus derechos y deberes.

Precisamente por este cambio de perspectiva se inició la Revolución Francesa, que quiso dar todo el poder al pueblo. Como demostraría la historia, tal deseo pronto sería frustrado por los intereses de las clases burguesas, que informalmente asumieron el control del estado cuando las clases dominantes, la nobleza y el clero, se disolvieron. Aun así, se lograron algunos avances, y desde entonces se tomó en serio la conciencia de que el pueblo debía ser el interés central en el desarrollo de cualquier Estado. Prueba de ello es la Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos, anunciada al público el 26 de agosto de 1789. La importancia de este documento hoy es que fue la primera declaración de derechos y fuente de inspiración para otras posteriores, como la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada por la ONU (Naciones Unidas) en 1948.

Si bien la declaración elaborada por la ONU tiene un mayor alcance, ya que fue elaborada en el ámbito de una organización que aglutina a gran parte de las naciones del mundo, la Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos sigue siendo un documento válido para el presente. día, por pensar al ser humano por encima del poder particular en cualquier ámbito.

Bibliografía:
COSTA, Renata. ¿Cómo surgió la Declaración de Derechos Humanos y Ciudadanos?. Disponible en com.br/history/fundamentals/cómo-fue-declaración-derechos-hombre-ciudadano-494338.shtml>. Acceso: 25 de febrero 2012.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario