Sarna

|Estás en: Blog Medicina Sarna

Ver en PDFimage_printImprimir

Definición: Enfermedad contagiosa de la piel, determinada en humanos y animales por la presencia debajo de la piel de un ácaro.

Dependiendo del tipo de transmisión, se hace una distinción entre la llamada sarna humana o escabiosis, debido a Sarcoptes scabiei y caracterizado por la contaminación de otra persona, sarna no humana, caracterizada por la contaminación de otros ácaros de un animal o planta. La sarna humana ocurre en epidemias cíclicas, separadas por períodos de 30 a 40 años; la última epidemia se remonta a los años 1965 a 1980.

1. Sarna humana

En esta afección de la piel, la hembra del sarcopte cava un túnel en el grosor de la epidermis y allí deposita los huevos. Estos dan a luz a larvas, que se vuelven adultas y se reproducen en la piel. La contaminación ocurre por contacto físico directo (relaciones sexuales) o por objetos contaminados (sábana, manta). La contaminación indirecta (ropa de cama, ropa infestada) es rara, porque la vida útil del sarcopte en un ambiente al aire libre es corta (24 a 48 horas).

1.1. Síntomas y signos de sarna.

La sarna humana se manifiesta primero por picazón, que es muy característica si afecta a todos los miembros de una familia. Luego aparecen pequeños surcos (correspondientes a los túneles) coronados en un extremo de una pequeña perla translúcida (vesícula nacarada), predominantemente entre los dedos, en las muñecas, axilas, la región del cinturón, pero nunca sentados en la cara. La erupción pruriginosa conduce a lesiones elevadas, rojas, excoriadas o lesiones por rascado. Si no se trata, la picazón persiste y puede complicarse con lesiones supurantes y costras sobreinfectadas.

La sarna también puede manifestarse en otras formas:

sarna infantil puede resultar en la aparición de lesiones vesiculares, que ocurren en las palmas de las manos y las plantas de los pies, y grandes nódulos en las axilas e ingle;

el picor de la gente limpia se manifiesta solo por picazón con recrudecimiento nocturno;

la llamada sarna noruega, que se encuentra especialmente en ancianos y en sujetos inmunodeprimidos, se caracteriza por la aparición de costras gruesas, no pruriginosas, predominantemente en las extremidades del cuerpo (manos, pies). Las costras son muy ricas en sarcoptes. Esta forma de sarna es muy contagiosa; es responsable de pequeñas epidemias ubicadas en comunidades como servicios de hospitalización de larga estancia o residencias de ancianos.

1.2. Diagnóstico de sarna

El examen clínico de las lesiones cutáneas se complementa con la búsqueda de sarcoptes adultos, larvas o huevos al microscopio.

1.3. Tratamiento de la sarna

Debe administrarse al mismo tiempo a todos los miembros de la familia y a todos los sujetos muy cercanos. Los anti-sarna (destinados a tratar la sarna) son benzoato de bencilo, lindano, piretrinas. Vienen en forma de lociones o aerosoles para aplicar sobre la piel, pero también sobre ropa de cama y ropa de cama. El tratamiento comprende, en primer lugar, enjabonar todo el cuerpo, seguido de un cepillado con el producto de tratamiento; generalmente se deja en contacto con la piel durante 8 a 12 horas. Se deben seguir estrictamente las instrucciones de uso de cada producto, especialmente en niños, especialmente en lo que respecta a la duración de la aplicación. De hecho, además de la posibilidad de irritación en caso de contacto con el tracto respiratorio (aerosoles), los ojos o las mucosas, existe el riesgo de daño neurológico (convulsiones).

En caso de resistencia a tratamientos externos, se puede prescribir un tratamiento sistémico, en comprimidos (ivermectina).

Después del tratamiento, la picazón puede persistir durante unos días o incluso algunas semanas; terminan desapareciendo por completo.

2. costras de origen animal o vegetal

Es un conjunto de afecciones cutáneas debidas a variedades de ácaros presentes en animales (gatos, perros, pájaros) o plantas (arbustos, trigo). Se manifiestan por picazón temporal, sin un surco característico. La desaparición de la fuente de contaminación conduce a la curación.

3. Pseudogale

El nombre de sarna a veces se le da, por abuso del lenguaje, a condiciones de la piel (pseudogales) más o menos parecidas a la sarna misma.

La costra del cemento, por ejemplo, es en realidad dermatitis del cemento, una variedad de eccema de contacto alérgico (una condición causada tanto por la irritación por la manipulación del cemento como por una reacción alérgica a los dicromatos químicos que se incluyen en su composición).

MEDICINA VETERINARIA

Varios parásitos causan sarna en los animales: sarcoptes, otodectes, psoroptes … Equinos, bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, conejos, perros, aves pueden verse afectados por esta enfermedad, que se desarrolla en partes específicas del cuerpo, dependiendo de la naturaleza del parásito. La sarna felina es la más contagiosa para los humanos. La sarna animal ha perdido su importancia desde el descubrimiento de los insecticidas. En granjas grandes, estos se aplican mediante baños, duchas, rociadores.

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Deja un comentario